Massa da la cara por Alberto Fernández y trata de calmar las aguas sobre el tema del aborto legal

Es sabido que Alberto Fernández prometió en la campaña electoral que enviaría al Congreso el proyecto de aborto legal, pero, con la llegada de la pandemia, resolvió demorar la iniciativa y esto desató la furia en la militancia verde. Mientras tanto, los celestes celebran cualquier demora y piden que se priorice la vida.

Sin embargo, a pesar de que en discurso de asunción el Presidente de la nación prometió enviar una iniciativa sobre el aborto legal, seguro y gratuito, eso todavía no sucedió, incluso, en una entrevista con Radio 10 el pasado 27 de octubre Alberto Fernández sostuvo que en este momento no quiere «generar otro motivo de de debate y discordia entre argentinos». Pero aclaró: «Estamos avanzando con eso. Es una promesa electoral mía y yo las promesas las cumplo», dijo.

Luego de sus declaraciones las presiones por parte de la militancia verde se intensificaron, y le exigen al Presidente que cumpla lo prometido, alegando que los abortos siguen existiendo, matando mujeres, y es un tema de salud pública. Por el lado de los celestes y la iglesia también presionan, y le dicen al mandatario nacional que «antes del aborto está la crisis».

  • Para calmar las aguas sobre este tema que genera división y polémica salió a poner la cara el presidente de la cámara de Diputados, Sergio Massa, quien ayer por la tarde sostuvo una reunión -por separado- con «verdes» y celestes», incluso, no es solo la militancia y ciudadanas comunes que exigen una ley del aborto urgente, sino que hay diputadas nacionales que, políticamente correctas, también le reclaman al Presidente un pronto envío y tratamiento de la ley.

Este encuentro de Massa con los grupo pro y anti aborto ya estaba pautada desde hace rato, incluso dichas reuniones se habían suspendido dos veces mientras se esperaba conocer el proyecto que enviaría Alberto Fernández al Congreso, pero, como eso no pasó, Sergio Massa decidió no darle más largas al asunto y tratar de conciliar con ambas partes.

La militancia «verde» reclama un trámite parlamentario rápido ya que buscan asegurar de que el proyecto se envíe al Congreso y se debata en sesiones extraordinarias ya que el 30 de noviembre se terminan las sesiones ordinarias.

Mientras tanto, los «pañuelo celestes» -incluida la Iglesia- le piden al Gobierno que no haya discusión en razón de la pandemia.

Sergio Massa recibió primero a las organizaciones y representantes abortistas. De esa reunión participaron las diputadas Silvia Lospennato (PRO), Mónica Macha (Frente de Todos) y Jimena López (Frente de Todos).

Además también participaron funcionarias del Gobierno como Malena Galmarini, titular de Agua y Saneamientos Argentinos (AySA); e integrantes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

Según pudo saber NCN, los que están a favor de la práctica abortiva se fueron «conformes» de la reunión, la que calificaron «buena» y «con mucho diálogo».

«Fue un encuentro muy bueno y muy importante. Tenemos confianza plena en la palabra del presidente. El compromiso por el aborto legal fue parte de nuestra plataforma electoral y lo reafirmamos en cada momento, incluso en la apertura de sesiones y en cada declaración pública de Alberto Fernández», dijo la diputada nacional Mónica Macha al salir de la reunión con Massa.

A su vez, agregó: «Vamos a tener sesiones extraordinarias, así que el calendario parlamentario no es un obstáculo. Estamos trabajando en una estrategia conjunta con las organizaciones para generar las condiciones que necesitamos y estar en la misma línea, y nuestro objetivo no es el tratamiento en sí mismo sino ganar y que sea ley».

Para la diputada nacional el tema del aborto legal «es urgente», y consideró que es «una deuda histórica» en Argentina.

«No es una necesidad de hoy, no es una urgencia de la coyuntura, es una urgencia en términos estructurales, de un derecho a la salud impugnado por años a las personas con capacidad de gestar», añadió.

No obstante, según pudo saber este medio, Sergio Massa no dio precisiones de cuál será la fecha en la cual el Ejecutivo enviará el proyecto de Ley, pero lo que sí es que ratificó el compromiso de Alberto Fernández con la causa verde.

«Massa sostuvo que el mejor momento para discutir el tema será cuando el presidente Alberto Fernández presente el proyecto del Ejecutivo», dijeron los asistentes de la reunión «verde».

Además, Massa les habría advertido que en un contexto de pandemia la paciencia es clave, sobre todo si su fin es poder aprobar el proyecto de Ley que envíe el Presidente, por eso les advirtió a los pañuelos verdes que «ante la excepcionalidad de la pandemia las sesiones continuarán hasta febrero»; dando cuenta que todavía quedan meses para que se debata este proyecto de ley.

A pesar de que los abortistas se fueron «conformes» de la reunión con el presidente de la cámara baja, posteriormente emitieron un comunicado en el que aseguraron que no aflojarán con sus medidas de presión para que finalmente el Presidente de la nación envíe el proyecto de ley al parlamento.

«Intensificaremos la presión para que se inicie el tratamiento. No podemos esperar más y exigimos al Congreso de la Nación y al presidente Alberto Fernández hechos concretos para que tengamos Aborto Legal 2020», reza el comunicado.

Por otro lado, Sergio Massa también se reunió con los pañuelos celestes. Y en ese sentido los «provida» fueron muy enfáticos con el presidente de la cámara: «la vida no se debate», fue el slogan de los que defienden «las dos vidas».

A esa reunión acudieron las organizaciones antiabortistas nucleadas en la Mesa de Enlace Pro Vida y estuvieron acompañando Carmen Polledo y Vanesa Massetani.

Además, le han pedido a Massa que le transmita al Gobierno nacional, y por ende, al Ejecutivo, que «no es oportuno» que se discuta el proyecto de aborto legal, seguro y gratuito, «en medio de una pandemia y con aumento de la pobreza», argumentaron.

Asimismo, trascendió que a los «celestes» se les ofreció la sanción del «plan de los 1.000 días», un programa que garantizaría asistencia estatal para las mujeres de bajos recursos que decidan no abortar y hasta los dos años de vida del niño o de la niña.

Qué se espera del debate:

Sobre lo que será el debate del aborto legal que está próximo a entrar y copar la agenda del Congreso, se especula con que realizarán sólo el debate entre los legisladores en el marco del plenario de tres comisiones a las que se giraría el proyecto, todas comandadas por diputados que están a favor del aborto.

Otro tema a considerar es que en la Cámara baja los votos están muy parejos y no hay seguridad para la aprobación.

Lo mismo ocurre en el Senado, aunque habría una leve ventaja para el sector celeste y se espera qué actitud tomará Cristina Fernández, cuyo bloque tiene mayoría en ese cuerpo.

Sobre las reuniones de ayer con Massa, desde el entorno del presidente de la cámara baja aseguraron que «ambas partes se llevaron el mensaje de que el Congreso es un lugar neutral y abierto al debate de ideas. Si llega el proyecto del Ejecutivo se discutirá sin que haya faltas de respeto ni agresiones y a partir de las voluntades de los y las legisladoras», dijeron.

QUÉ DIJO ALBERTO FERNÁNDEZ EN SU PRIMER DISCURSO EN EL CONGRESO:

En su discurso de asunción el Presidente dijo y tocó muchos temas, pero sobre el aborto habló y fue ovacionado por los presentes.

Ese primero de marzo de este año, que parece lejano por el contexto de pandemia, Alberto Fernández fue enfático y prometió un rápido tratamiento de la ley del aborto legal, seguro y gratuito en la Argentina.

«En el siglo XXI toda sociedad necesita respetar la decisión individual de sus miembros a disponer libremente de sus cuerpos», enfatizó Fernández, quien reiteró que la iniciativa iría acompañada de un «plan de los 1000 días», que garantice la atención y el cuidado integral de la vida y de la salud de la mujer embarazada y de sus hijos en los primeros años de vida.

Ese proyecto dijo que lo enviaría «en los próximos diez días», pero ya pasaron 8 meses. 

«El proyecto de ley de interrupción del embarazo que legalice el aborto en el tiempo inicial del embarazo y le permita a las mujeres acceder al sistema de salud», remarcó.

Además, el Presidente resaltó en ese discurso que «un Estado que cuida debe acompañar a todas las mujeres» y señaló que «las personas tienen derecho a decidir sobre sus cuerpos». Asimismo, recordó que la legislación vigente sobre aborto es de 1921 -el Código Penal-, lo que consideró «ineficaz desde un criterio preventivo».

Fernández indicó, además, que junto a la ley de legalización del aborto se fortalecería fuertemente la implementación de la ley de Educación Sexual Integral, a la vez que se «buscará un Estado presente en el embarazo, puerperio y desarrollo de primera infancia para asistir a las familias que necesitan su apoyo».

El jefe de Estado remarcó en ese momento que «existen ya políticas públicas vinculadas a esta protección» pero que se buscará una «coordinación más efectiva para mejorar sus beneficios».

En este sentido, prometió que se enviaría al Congreso un proyecto para crear un plan de «protección integral de la salud de la mujer embarazada y de sus hijos en los primeros años de vida», con el objetivo de combatir la «desnutrición, proteger los vínculos tempranos y el neurodesarrollo».

Deja una respuesta