Massa sorprende y se mete en la polémica por las pistolas taser: «Incorporar tecnología contra el delito es una obligación»

Tras el asesinato de un funcionario policial a plena luz del día y en el concurrido barrio de Palermo, en la dirigencia política argentina se reavivó un viejo debate sobre el uso de armas taser para reducir delincuentes. Aunque la postura del Gobierno nacional es clara y admiten que no está en discusión ni en consideración el uso de este tipo de armas, hay funcionarios del oficialismo que piensan diferente. En esa línea, el que sorprendió con sus declaraciones fue el presidente de la cámara baja, Sergio Massa, que se mostró a favor del uso de «nuevas tecnologías contra el delito» y consideró que es «una obligación» del Estado.

El terrible homicidio de un policía federal en manos de un presunto enfermo psiquiátrico, que lo mató de cuatro puñaladas en el corazón, reavivó la interna oficialista sobre el uso de nuevas herramientas para someter a delincuentes en casos extremos.

Anteriormente, el el gobierno de Mauricio Macri, la entonces ministra de Seguridad Patricia Bullrich impulsó el uso de armas taser, pero cuando llegó al ministerio de Seguridad nacional, Sabina Frederic, derogó, en diciembre de 2019, el protocolo de uso de las Taser.

De un lado del oficialismo no admiten el uso de estas armas por considerarlas represivas y de tortura, pero del otro están quienes consideran que son necesarias para ganarle la batalla a la delincuencia. En ese orden, quien sorprendió con su postura fue el presidente de la cámara de Diputados, Sergio Massa, que se pronunció a favor del uso de esta «nueva tecnología» para frenar la inseguridad.

Antes de meterse en el polémico tema, Massa se solidarizó con los familiares del policía de 34 años asesinado hace dos días, pero posterior a su mensaje de apoyo disparó con fuerza e hizo notar su postura ante este nuevo tema que divide las aguas dentro del Frente de Todos.

«La muerte de cada policía, prefecto o gendarme es un triunfo de los delincuentes contra el estado de derecho», aseguró Massa.

A través de Twitter, Massa expresó que «usar (la pistola) Taser, tonfas o cualquier instrumento nuevo que ayude a incorporar tecnología contra el delito es una obligación. Son las herramientas que en estado de derecho nos da la Constitución para hacer cumplir la ley».

El diputado agregó que se debe «garantizar un entrenamiento en estas herramientas menos letales que demandan una capacitación tan rigurosa como las más letales» y que se necesitan «fuerzas de seguridad capacitadas y con todos los recursos».

«Es nuestra obligación reequipar, profesionalizar en el uso de nuevas tecnologías, capacitar a nuestras fuerzas de seguridad y defender su actuación en el marco de la ley, para que cumplirla sea la regla y el que comete un delito sea castigado», consideró.

La pistola Taser lo que permite es inmovilizar a una persona en forma instantánea logrando al mismo tiempo hacer cesar un delito y proteger la vida del delincuente, pero es un instrumento rechazado por el propio ministerio de Seguridad nacional. Mientras tanto, anoche 29/09 se conoció que uno de los que desafiará a Frederic será el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, ya que desde el gobierno de la Ciudad confirmaron que comprarán 300 armas taser para ser usadas «en casos extremos».

Deja una respuesta