El referente en material social del Frente Renovador e integrante de “1País”, Daniel Arroyo, consideró que los datos dados a conocer por el INDEC, que arrojan un preocupante aumento del desempleo en la Argentina “representan un conflicto social muy fuerte. Con esta suba de la desocupación, son casi 2 millones las personas que no tienen trabajo”.
“No sorprende el número porque es evidente que la actividad económica está detenida, como por ejemplo la actividad de la construcción y la textil. Esto se ve en los barrios a diario, no hay plata en ningún lado y ese es el termómetro de lo que está pasando”, reflexionó Arroyo.
Para el especialista, a la suba al 9,2% en el primer primer trimestre de 2017 (1,6% por encima del último cuatrimestre del año pasado), debe agregarse un ascenso marcado en “la subocupación, gente que está trabajando menos horas de lo que quisiera, hacen changas poco tiempo”.
“El Gobierno vive anunciando logros que nunca llegan; es concreto que no se está creando empleo en Argentina, sino que se está perdiendo. Lo concreto es que el bolsillo de los argentinos se está achicando de manera peligrosa”, aseveró.
En ese sentido, el referente del equipo técnico de Sergio Massa, concluyo: “Es un dato objetivo que la situación económica sigue paralizada, que sigue complicado el mercado laboral, que hay mucha gente sin trabajo o con poco trabajo, y que la plata no alcanza”.

Compartinos: