Máximo Kirchner se mostró junto a Kicillof en medio de la interna oficialista

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, encabezó un acto junto al diputado Máximo Kirchner y el ministro Andrés «Cuervo» Larroque en Florencio Varela, donde se dieron en simultáneo señales de unidad y críticas al Gobierno nacional.

«Esto no se hubiera podido hacer sin la ayuda del Gobierno Nacional», aseguró Kicillof, al encabezar la presentación del programa Módulo Extraordinario para la Seguridad Alimentaria (MESA).

Del acto también participó el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, uno de los funcionarios más cercanos al presidente Alberto Fernández.

Justamente, su presencia se había interpretado como una señal de distensión dentro de la interna del Frente de Todos, dado que estaría junto al líder de La Cámpora y los principales referentes de ese espacio cercano a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Sin embargo, fue una de cal y otra de arena, porque más allá del reconocimiento de Kicillof a Fernández, la crítica al Poder Ejecutivo llegó de parte de Larroque.

«Lo que quiero hacer es agradecerle a Juanchi y, a través de él, al Presidente porque esto no se hubiera podido hacer sin la ayuda del Gobierno nacional», aseguró el gobernador.

Pero su ministro de Desarrollo para la comunidad, enfatizó: «Para nosotros es un día muy importante, pero también tenemos sensaciones encontradas porque sabemos que si tiene que haber este nivel de asistencia es porque las cosas no están bien, es porque las cosas están complicadas».

«Debemos remarcar algo que está en el nombre del programa: módulo extraordinario porque nosotros no queremos que estas políticas sean para siempre. Queremos que vuelva la normalidad de trabajo, la recuperación del poder adquisitivo para que no se necesiten este tipo de políticas», planteó Larroque.

Además, se refirió a la cartera que conduce Martín Guzmán y resaltó que «la verdadera política de desarrollo social se hace en el Ministerio de Economía».

«Se hace con las políticas económicas y, sobre todo, con las políticas económicas a nivel nacional. Eso es lo que va a cambiar la ecuación y nos va a permitir, más temprano que tarde, poder mirar a todos los vecinos de la provincia de Buenos Aires y a todos los argentinos y decirles que hemos superado una etapa muy compleja», subrayó.

En Florencio Varela se presentó el programa MESA Bonaerense para la seguridad alimentaria de niños, niñas y adolescentes, una iniciativa que busca garantizar la seguridad alimentaria en los sectores de mayor vulnerabilidad social.

Desde el Parque Recreativo, Deportivo y Cultural Thevenet, Kicillof subrayó: «Cuando llegó la pandemia, implementamos los módulos alimentarios para sostener la asistencia del Servicio Alimentario Escolar (SAE) en un contexto en el que no había presencialidad. Desde entonces, los chicos y las chicas concurren a las escuelas para buscar módulos que permitan continuar tanto con su educación como con su alimentación. Las escuelas no solo imparten educación, sino que son el centro de la comunidad en la provincia de Buenos Aires, donde se acompaña, se alimenta y se crea ciudadanía».

El programa Módulo Extraordinario para la Seguridad Alimentaria (MESA) consiste en la entrega de un módulo alimentario mensual que alcanza a más de dos millones de familias de niños, niñas y adolescentes que asisten a los 11 mil comedores escolares que funcionan en los establecimientos educativos incluidos en el Servicio Alimentario Escolar (SAE).