Se trata de un proyecto de autoría de la diputada Patricia Chialvo en conjunto con las instituciones que trabajan la problemática y que garantizaría la detección oportuna y el diagnóstico de las trombofilias.

“Esta media sanción es un paso adelante en el sanitarismo santafesino”, dijo Chialvo y explicó que con la aprobación de la ley se incorpora en el ámbito del “Programa de Salud Reproductiva”, el estudio, detección temprana y tratamiento de las personas que padecen trombofilia.

Esto significaría concretamente modificar los protocolos médicos intenacionales para permitirles a las mujeres iniciar el estudio específico que detecta trombofilia en el embarazo, a mujeres que no hayan sufrido pérdidas y para quienes hayan perdido por primera vez, en lugar de tener que perder tres veces para acceder al tratamiento, como actualmente lo exigen los protocolos.

“Esta media sanción lleva esperanza a muchas personas que sufren este trastorno en el sistema de coagulación sanguínea, y que actualmente se ven imposibilitadas de formar una familia, ya que la trombofilia es causa fundamental de abortos espontáneos a repetición o embarazos retenidos por muerte fetal intrauterina”, explicó la diputada. Y añadió: “Lo que sucede es que como la sangre se coagula más de lo normal, y es más espesa, al bebé en desarrollo no le llega correctamente a la placenta el alimento ni el oxígeno suficiente a través del cordón umbilical, porque la sangre que fluye a través de él se va coagulando, hasta que directamente su corazoncito deja de latir”, concluyó Patricia Chialvo.

Compartinos: