Memorandum: El juez de la causa tiró por tierra la acusación del fiscal

El juez federal que conduce la investigación del caso AMIA, Rodolfo Canicoba Corral, cuestionó duramente la acusación de que el Ejecutivo habría pactado impunidad en la causa a cambio de la compra de granos. Además, consideró que el fiscal especial Alberto Nisman estaría al servicio de la Secretaría de Inteligencia.

Canicoba Corral puso en duda el contenido de la denuncia por estar basada, supuestamente, en escuchas telefónicas, luego de que reconociera que Nisman no lo había notificado de un posible viraje en la investigación acerca de un presunto encubrimiento a ciudadanos iraníes.
En ese sentido, señaló: “Me da la sensación de que es una cosa bastante dudosa desde el punto de vista de la legalidad. El fiscal se ha arrogado facultades de investigar otras cosas fuera del procedimiento”.

Asimismo, el juez federal dudó acerca de los actores y sus roles en el procedimiento. “La dirección de la investigación la tenía el fiscal, coadyuvaban en la investigación, entre otros, la Secretaría de Inteligencia. Acá, por lo que yo he visto, hay como una desviación. Me parece que los conducidos resultan ser los conductores».

Entrevistado al aire de Radio Nacional, Canicoba Corral resaltó que, a su juicio, sucedió que «terminó conduciendo Stiusso la investigación y no al revés. El que debía conducir la investigación era el fiscal y no los servicios de inteligencia”.

A su vez, cuestionó además que Nisman no lo haya consultado acerca de qué hacer con el material de su denuncia, y lo criticó por no haberla mandado a sorteo para que así se decidiera en que juzgado quedaría radicada.

Deja una respuesta