El diputado provincial Guillermo Mosso presentó un proyecto para que el Gobierno de Mendoza -a través de la fiscalía de Estado- le inicie un juicio a las provincias del COIRCO que votaron contra la realización de Portezuelo del Viento. El escrito también pide que se acuse a los gobernadores de esas provincias.

«Si lo dilatan o entorpecen alguien va a tener que pagar esta jodita«, manifestó Mosso a Radio Nihuil.

Según explicó el legislador, «el proyecto le pide al gobierno provincial que instruya al Fiscal de Estado, que debe velar por los intereses de la provincia. Atendiendo a eso que evite el perjuicio o vaya contra quienes nos agreden o generen ese perjuicio«, manifestó.

Asimismo, también se le pide que vaya contra las provincias y también se personalice contra los gobernadores, señaló Mosso.

Según explicó Mosso, la decisión del COIRCO de pedir un nuevo estudio de impacto ambiental «afecta a Mendoza desde el lado de los empleos, a las empresas y a los tiempos cuando el estudio ya está hecho y todo estaba en orden«.

En la reunión que se realizó este viernes en Buenos Aires, y que incluyó a Mendoza, La Pampa, Buenos Aires, Neuquén y Río Negro, todas las provincias, a excepción de Mendoza, decidieron pedir un nuevo estudio de impacto ambiental que incluya a toda la cuenca del Río Colorado.

Para que la decisión quede firme -según el reglamento del organismo nacional- deben estar de acuerdo todos los integrantes en forma unánime. Como la votación fue 4 a 1 se espera que Mendoza recurra al laudo presidencial, situación que hasta ahora no ha formalizado.