La Cámara Alta de Mendoza aprobó el pedido de desafuero contra Marcelo Romano (Protectora), solicitado por la fiscal Gabriela García Cobos, quien lo acusa de haber tenido un incidente con policías durante un control vial.

Dicho pedido fue acompañado por los senadores de los bloques Radical, PRO, Partido Socialista, Libres del Sur y Masfe. Quienes no avalaron dicha propuesta son quienes representan al Frente de Todos, Frente de Izquierda, Partido Intransigente y Protectora Fuerza Política. Se aprobó por 22 votos afirmativos y 16 negativos.

El artículo 167 de la Constitución provincial, explica “cuando se produce una acusación por delitos comunes contra un miembro de la Legislatura o contra cualquiera de los funcionarios sujetos a juicio político ante la Legislatura o ante el Jury de Enjuiciamiento, y existiendo mérito bastante en las constancias del proceso para decretar la prisión preventiva, deberá procederse al desafuero o a la suspensión del acusado. Para allanar esa inmunidad, se debe contar con la mitad más uno de los miembros que componen la cámara respectiva».

Otro punto el artículo 167 expresa que “cuando se formule requerimiento fiscal o querella contra un legislador, el fiscal de instrucción interviniente, practicará todos los actos de carácter probatorio, conservativo, y podrá tomarle declaración, a su pedido, sin requerir el desafuero. Si existiera mérito para proseguir la causa, solicitará el desafuero a la Cámara Legislativa que corresponda, acompañando una copia de las actuaciones y expresando las razones que lo justifiquen”.

Es importante destacar que recientemente la Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales le dio despacho favorable a ese requerimiento de la fiscal. El senador Romano está imputado del delito de atentado contra la autoridad, en un hecho ocurrido en las elecciones del 11 de agosto de 2019, cuando la Policía Vial requirió documentación a la hija del senador.

Compartinos: