Luego de que la oposición de la Cámara de Diputados consiguiera reunir quórum para realizar una sesión especial a fin de debatir proyectos para, entre otras cosas, eliminar el impuesto a las ganancias a los jubilados y limitar los aumentos en los servicios públicos, se generó tensión en los diputados de Cambiemos con el presidente de la Cámara Emilio Monzó. Para los oficialistas, «Monzó ayudó a la oposición a sesionar». Las molestias siguen.

_________________________

Desde que la oposición lograra el quórum para sesionar sobre las políticas económicas que lleva adelante el macrismo, hay disgusto y malestar en las filas de los diputados de Cambiemos, quienes señalan al propio Presidente de la Cámara de «ayudar a la oposición a sesionar».

Emilio Monzó no quiere estar más al frente de la Cámara de Diputados, o al menos así lo expresan fuentes cercanas a él, que aseguran que incluso le hizo el pedido de no continuar al presidente de la nación Mauricio Macri, pero el mandatario le pidió «que aguante un tiempo más«. Ahora, y teniendo en cuenta que a Monzó le está costando liderar la Cámara, la tensión va en aumento con el disgusto y la bronca de la bancada oficialista.

El enojo se debe a que Monzó le dio 10 minutos de plazo a la oposición para llegar al número que necesitaban para sesionar, tiempo suficiente para que Leopoldo Moreau y Rodolfo Tailhade abandonaran la bicameral de inteligencia, cruzaran la plaza de los Dos Congresos y ocuparan sus bancas.

Camaño lo insultó y luego lo elogió, y eso enfureció aún más a los oficialistas.»Monzó le dio más tiempo a la oposición para llegar al quórum y luego frenó un intento de Lospennato para levantar la sesión. Camaño, que lo había insultado, lo felicito, insólito», dijeron desde Cambiemos visiblemente enojados.

La oposición logró quorum, pero al no tener ninguno de los proyectos dictamen de comisión, necesitaba del voto afirmativo de los dos tercios para habilitar las discusiones. Por eso, Cambiemos bajó al recinto e impidió el tratamiento. Sin embargo, los legisladores pudieron hacer uso de la palabra bajo al figura parlamentaria de las “expresiones en minoría”, y de esas intervenciones se destacaron los dos discursos de Graciela Camaño, líder del bloque del Frente Renovador en la Cámara baja, que cuestionó con dureza al titular del cuerpo Emilio Monzó y al oficialismo por presuntamente obstruir el funcionamiento del Legislativo.

Lamento profundamente lo que está ocurriendo en esta sesión. Se trata de no entender que somos un poder del Estado, de creer que porque se es oficialismo se es lacayo del Poder Ejecutivo nacional. Lo que están haciendo en estos 4 años de Gobierno, yo no lo he visto jamás. Y he visto humillaciones en esta casa. Pero que lisa y llanamente usted se siente sobre la llave de esta casa y no la abra, no lo he visto jamás, con ningún presidente”, expresó Camaño en una de sus alocuciones.

Y en otro tramo, añadió: El país no está en condiciones para que ustedes se den el lujo de tomar esta actitud antirrepublicana. ¿Saben lo que es la República? La división de poderes, eso es lo que distingue a una República. Y en situaciones sumamente adversas, todos los gobiernos desde la democracia hasta acá han abierto las puertas de este recinto para que se discuta, se vote, se gane o se pierda”.

Compartinos: