Durante la sesión que tuvo lugar este miércoles, el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó, felicitó a todos los diputados peronistas que obtuvieron un cargo en sus provincias y cambiarán su lugar a partir del 2020, brindando así un guiño a la oposición que fue aplaudido por todo el bloque justicialista.

«La presidencia aprovecha para felicitar al nuevo gobernador elegido por la provincia de La Pampa, Sergio Ziliotto», dijo Monzó y generó aplausos inmediatos, dejando en clara su posición ante Cambiemos tal y como anunciáramos en distintas oportunidades anteriormente. La «reivindicación de la rosca» había sido de los últimos episodios más contundentes al respecto.

Además, desde la bancada kirchnerista le recordaron que la ex jueza Alejandra Rodenas también había sido electa vicegobernadora de Santa Fe en la fórmula que integró junto a Omar Perotti, por lo que la serie de saludos y los aplausos siguieron.

«Voy a extender el saludo al próximo intendente de la ciudad de Córdoba, Martín Llaryola», indicó.  Luego, agregó: «Y también saludo a la próxima intendente de General Roca, María Emilia Soria. Y también a Martín Pérez».

El oficialismo, por su parte, no acompañó la oleada de aplausos, y es donde Emilio Monzó pertenece hasta el 10 de diciembre, pero hasta ahora no se ha definido qué hará posteriormente aunque los rumores de acercamiento al peronismo son fuertes y más aún luego de que tanto María Eugenia Vidal como Mauricio Macri lo dejaran sin diputados dentro de las listas presentadas en Juntos por el Cambio.

Sumado a esto, Monzó tuvo varias diferencias con el oficialismo a lo largo de su mandato, especialmente ante decisiones tomadas por Marcos Peña y Jaime Durán Barba, que son los artífices de la polarización permanente como estrategia de división entre el oficialismo y la oposición.

Monzó, por ahora, forma parte del ala peronista de Cambiemos y mantiene una relación tensa con la cúpula del gobierno y aunque en la etapa previa al armado de la estrategia electoral se acercó, junto a Rogelio Frigerio, al núcleo duro del Ejecutivo, lo cierto es que lo han desplazado de las decisiones del núcleo duro del gobierno para no generar más conflictos, ante lo que el propio Monzó decidió no alejarse para no terminar de fracturar la alianza que se encuentra en crisis desde hace tiempo.

Luego de los gestos de la jornada de hoy, es posible que haya novedades sobre su rol en la estrategia de la oposición para ganar en octubre.

 

Compartinos: