Bloques de la oposición en Diputados recibieron este miércoles 04/09 a diversos movimientos sociales que reclaman por la emergencia alimentaria. Advierten que de no aparecer un decreto desde el gobierno, reunirán las firmas para pedir una sesión especial la próxima semana.

«El gobierno no da respuestas concretas para garantizar los alimentos, es terrible que en un pais como el nuestro haya que decretar la emergencia alimentaria, vamos a tratar que el gobierno imponga la medida o sino vamos a llamar a una sesión especial», aseguró a NCN el diputado nacional Leonardo Grosso (Red x Argentina).

Consultado por las posibilidades de que el gobierno se anticipe con un decreto afirmó que si se deja «llevar por la declaración de los funcionarios creo que es más probable que lo hagamos desde el Congreso», y agregó: «La ley sancionada en 2016 se queda corta para la crisis actual».

En la presentación de los organismos sociales se vio una amplia convocatoria de los bloques opositores mayoritarios y también la suma de espacios provinciales. Esto podría ser un adelantó adelantar un volumen que se acerca al quórum en una hipotética sesión pedida por la oposición.

En resumen, lo que buscan con este proyecto es aumentar el volumen de los alimentos que llegan a los comedores de los barrios, según resaltan “son los que se están haciendo cargo de la alimentación de muchos pibes”.

Para que una sesión especial pedida por la oposición pueda sancionar alguno de los proyectos presentes (cinco) la oposición deberá reunir todo su potencial de bancas y además conseguir el apoyo del oficialismo, ya sea con sus votos o bien logrando que no bloquee los dos tercios necesarios para el tratamiento sobre tablas.

Por su parte, Barrios de Pie Somos, CCC y CTEP instalarán una carpa frente al Congreso con la idea de permanecer en el lugar «hasta que se sancione la ley» de emergencia alimentaria.

Exigida por la oposición desde el 2017, la ley de Emergencia Alimentaria se convirtió en el reclamo más prioritario al Gobierno ante la crisis desatada por la corrida cambiaria post-PASO.

Los representantes políticos, organismos sociales e instituciones alertan por el crecimiento de la pobreza y la superpoblación de niños y padres en los comedores comunitarios. La última vez que se aplicó en el país fue a raíz de la crisis del 2001 y duró hasta el día 31 de diciembre de 2002.

Qué proponen:

La Ley propone la creación del Programa Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional como instrumento para garantizar la alimentación de la población más vulnerable, menor de 16 años.

De este modo, se incrementan las partidas presupuestarias para merenderos y comedores comunitarios, y se contempla una distribución de 10 mil millones de pesos para fortalecer la asistencia.

Por su parte, Cambiemos se resiste a aprobar la ley de Emergencia Alimentaria con el argumento de que sus alcances ya están contemplados dentro de la Ley de Emergencia Social que el Congreso aprobó en diciembre de 2016.

Según el INDEC, la pobreza afecta al 46,8% de los menores de 14 años y el 14,5% de los chicos pasaron hambre en el último año.

Además, un informe difundido el pasado lunes 26 de agosto por la Universidad Católica Argentina asegura que cuatro de cada diez niños, niñas y adolescentes bonaerenses se alimentan en comedores comunitarios la mayoría en las escuelas, y que los niños del Gran Buenos Aires presentan grandes desventajas en materia de seguridad alimentaria frente al promedio nacional, ya que el 7,8% de ellos no consume ningún nutriente esencial.

Esto se potencia con un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), que detalla cómo el gobierno nacional devaluó políticas sociales dirigidas a los menores, con recortes a la AUH, el Plan Qunita, Conectar Igualdad y la provisión de vacunas.

Compartinos: