El ex legislador provincial y uno de los encumbrados políticos de la Unión Cívica Radical (UCR) durante la era del ex gobernador cordobés Eduardo Angeloz, Luis Medina Allende, murió este domingo a la tarde, a los 88 años, en un hospital de la ciudad de Carlos Paz.

El ex dirigente radical, que será recordado como uno de los símbolos de la corrupción en la provincia de Córdoba por haberle querido vender de manera fraudulenta la cárcel de mujeres Buen Pastor a un empresario alemán, falleció en el Sanatorio Punilla por una problema gastrointestinal, que se sumó a un delicado estado de salud previo.

Según trascendió, los médicos lo operaron y le hicieron estudios de exploración, pero su ya frágil condición física y una arritmia lo llevaron a la muerte.

Los familiares informaron que no habrá velatorio y que sus restos serán sepultados en el panteón que poseen en el cementerio San Jerónimo.

El 29 de diciembre de 1995, Medina Allende fue condenado a ocho años de prisión por estafa al intentar vender el Buen Pastor al empresario alemán Martin Thessing, quien pretendía instalar un casino en ese edificio público.

El delito había sido cometido en 1992 y en el mismo participaron, junto al ex legislador radical, el español Nelson Moreno García y el noruego Jan Moe, quienes interesaron a Thesing para invertir en negocios inmobiliarios y en la explotación de juegos de azar en Córdoba.

Medina Allende estuvo prófugo de la Justicia Federal durante casi un mes, desde el 8 de febrero al 2 de marzo de 1994, pero finalmente se entregó al juez de la causa.

El caso «Buen Pastor» sacudió a la política de Córdoba y al por entonces gobierno radical de Eduardo Angeloz, y se convirtió en un símbolo de la corrupción en la provincia mediterránea.

Fuente Cadena3

Compartinos: