“Nos han entregado una ciudad abandonada, devastada y un municipio en ruinas totalmente desorganizado»

La concejal del Frepam, Claudia Giorgis, salió al cruce de la dirigencia del PJ, -habló más precisamente de ‘los popes‘-, que “se llamen al silencio por un buen tiempo”, esto en cuanto al desarrollo de la gestión del intendente radical Leandro Altolaguirre y su decisión de dar por terminado decenas de contratos de trabajadores, y fue más allá en sus declaraciones al remarcar que “podemos meter la pata, pero no la mano en la lata”.

El mensaje de la concejal tuvo como destinatarios a los dirigentes y funcionarios del peronismo que durante los últimos días manifestaron críticas contra la reciente gestión del intendente Altolaguirre, entre ellos el diputado Espartaco Marín, la senadora Norma Durango, y el presidente de la Legislatura Mariano Fernández, todo entorno a la decisión del jefe comunal de no renovar contratos a unos 60 trabajadores.

“La situación del fondo del infierno en el que nos entregaron el municipio y la ciudad de Santa Rosa es la consecuencia de las gestiones de los candidatos a intendente que ellos mismos supieron conseguir, con lo cual no deberían hablar tan sueltos de cuerpo”, disparó Giorgis.

En ese camino, agregó que “nos han entregado una ciudad abandonada, devastada y un municipio en ruinas totalmente desorganizado con un Ejecutivo que tiró la toalla hace mucho tiempo”, y enumeró los problemas: “Sin un peso en la caja, millonariamente endeudado, sin camiones en condiciones para destapar las cloacas, sin las bombas para sacar el agua de los cuencos cuando llueve, sin materiales de calidad, ni maquinarias para arreglar las pérdidas de agua, con los canales tapados de mugre que con pocos milímetros se inunda la ciudad, con contrataciones sin la previsión de los fondos correspondientes para pagarlas, retenciones realizadas a los trabajadores y no aportadas a la AFIP, a los gremios, al ISS, entre otras cosas”.

Rojo millonario
«En números nos dejan un municipio con 36 millones de deuda a comerciantes y profesionales locales, 40 millones de deuda a la provincia, 20 millones de deuda a Aguas del Colorado, entre otras. Nos han dejado un municipio con un resultado mensual deficitario, donde ingresan 15 millones de recaudación, más 22 de coparticipación y se pagan 38 millones de sueldos. En este contexto, resulta injusto que se lo cuestione al nuevo intendente cuando ha sido su mayor ocupación desde que asumiera poder pagar los sueldos y aguinaldo de los trabajadores municipales, y sigue siendo la preocupación central», resumió.
La concejala recordó que en el año 2007, durante la intendencia de Néstor Alcala (PJ), fue la bancada del Frepam la que acompañó la lucha de los trabajadores por su dignidad. «Pudimos ser la primera ciudad del país y de la provincia que le daba existencia laboral en el plano legal a quienes se desarrollaban como planes de empleo trabajadores en negro, producto de las políticas menemistas implementadas en La Pampa por los y las mismas que hoy chillan. Yo que ellos me preocuparía por revisar lo de Montenegro antes que criticar al recientemente asumido intendente municipal», disparó.

Acompañamiento

Giorgis dijo que “fue desde el sector político Frepam, que acompañamos siempre la lucha de los trabajadores por su dignidad. Es válido recordar que gracias a eso, en el año 2007 desde nuestra labor en el Concejo Deliberante de Santa Rosa, pudimos ser la primera ciudad del país y de la provincia que le daba existencia laboral en el plano legal a quienes se desarrollaban como planes de empleo trabajadores en negro, producto de las políticas menemistas implementadas en La Pampa por los y las mismas razones que hoy chillan‘, recordó.

“Yo que ellos -arremetió-, me preocuparía por revisar lo de Montenegro antes que criticar al recientemente asumido Intendente municipal. Sería mucho más adulto, responsable y productivo poner las energías en conjunto, provincia, municipio y cooperativas para desarrollar la empresa de telefonía provincial en la que todos coincidimos y juntar fuerzas y recursos para comenzar a brindar telefonía celular”.

Contratos

“Con respecto a la situación del conflicto desatado en los últimos días por la no renovación de contratos efectuado en el año 2015, entendemos que debería evitarse profundizar la confrontación endureciendo posturas, por el contrario se debería pensar en encontrar una salida al conflicto”.

“El intendente ha dicho que la medida no tiene que ver tanto con el impacto económico, sino con la necesidad que tiene de recursos humanos en áreas vitales donde hace falta y que, dada la gran masa salarial, no puede efectuar nuevas contrataciones y no tanto en otras áreas. Teniendo en cuenta el desorden generalizado de una intendencia municipal abandonada sin timón ¿por qué el intendente no va a tener derecho a revisar y reacomodar los últimos actos del gobierno ido y a la deriva?‘, se preguntó.

En ese sentido explicó que “se renovó automáticamente a los que se consideró lógico como casos de enfermedad o justificada su función y se sigue renovando, por ejemplo, reasignando ya a los comedores que tanta falta hacen. Pero este es el marco, no otro. Estos negreros que tuvieron hasta quince años trabajadores en negro, no pueden ponerse en paladines de la justicia, pero no somos necios, podemos meter la pata, pero no la mano en la lata‘, se quejó Giorgis.

Deja una respuesta