Olmedo, minuto a minuto de la clave en la sesión sin quórum por tarifas

«Yo estoy sentado desde las 11, lamentablemente por un diputado no hay quórum», dijo el diputado nacional Alfredo Olmedo (Cambiemos-Salta), le envió un mensaje al presidente y pidió que se levante la sesión. Emilio Monzó, presidente de la Cámara de Diputados, concedió 8 minutos más, en ese lapso, Olmedo dejó su banca vacía.

Hagamos un repaso de los últimos minutos:

11.45: Ingresa Monzó, hay 127 diputados sentados
11.46: Olmedo le pide rápidamente la palabra al presidente, hay 128 diputados sentados
11.48: Olmedo se levanta y permanece al costado de la banca, 126 diputados presentes
11.48: Ingresa el diputado del PRO, Javier Pretto, 128 diputados presentes
11.49: El diputado Javier Pretto habla con Olmedo que tenía también el teléfono en el oído, se mantenían los 128 presentes
11.51: Monzó le da la palabra a Olmedo
11.52: Olmedo lamentó que no haya quórum y pidió que se levante por el horario, seguía habiendo 128 presentes
11.52: Finaliza su breve exposición y Olmedo se levanta de la banca, 124 presentes
11.53: Camaño avisa que hay diputados que están llegando y pide que se conceda más tiempo que los 8 minutos, 126 diputados presentes
11.55; Olmedo ya no esta en su banca, restan cinco minutos del tiempo que dio Monzó, 124 presentes
11.58: Llega el diputado que estaba demorado, Daniel Di Stefano (Circulo rojo) de Misiones, Olmedo (circulo verde) no esta en su banca.

Pasada esta última secuencia, Monzó levantó la sesión cumplidos los 8 minutos y alcanzado el plazo de las 12 horas. Olmedo regresaría más tarde para defenderse, pero ya, con la sesión caída:

«A las 11 era el único que estaba sentado, el reglamento dice 30 minutos», aclaró el salteño y agregó: «No se juntó el quórum, hay que cumplir».

«No pueden decir que soy corrupto, nunca cobre nada», concluyó.

La sesión continuó con manifestaciones en minoría por varias horas, haciendo que la sesión ordinaria que debía comenzar a las 13 se postergara para la próxima semana.

 

Deja una respuesta