Bloques de la oposición porteña avalaron el fallo de la justicia local que declaró la nulidad de la ley que en 2018 autorizó la incineración de residuos urbanos que no sean reciclables en la Ciudad, mientras que desde el Ejecutivo y la bancada oficialista optaron por no manifestarse frente al tema.

La medida de la jueza en lo contencioso administrativo y tributario de la Ciudad de Buenos Aires Elena Liberatori respondió a un pedido de cooperativas de recicladores urbanos que iniciaron una acción de «amparo colectivo ambiental».

En su fallo, la magistrada consideró nula e inconstitucional la norma sancionada en mayo del año pasado en la Legislatura con 36 votos a favor y 22 en contra del arco opositor, desde donde hoy salieron a celebrar la decisión.

Al respecto, el titular de la bancada de Unidad Ciudadana, Mariano Recalde, sostuvo que el fallo representa que «el derecho a la salud y a un ambiente sano. Eso no es negociable».

Su compañera de bloque, Andrea Conde, dijo que «es un freno a la escribanía de Rodríguez Larreta que sigue haciendo negocios que perjudican a la Ciudad», al evaluar los alcances de la ley.

El legislador del FIT Gabriel Solano sostuvo que «es muy correcta» la medida judicial y destacó que «fue algo que denuncié al momento de su aprobación en la Legislatura y se lo señalé a la jueza en una audiencia».

Y el diputado del GEN, Sergio Abrevaya, se diferenció de sus pares al defender la ley y, a su vez, arremetió contra Liberatori.

«La jueza puede fallar sobre el procedimiento en el marco que fue sancionada la ley, pero no le compete avanzar sobre el texto de la norma, esa es una facultad de la Legislatura», opinó.

Por su parte, desde el Gobierno de la Ciudad y el bloque de Vamos Juntos evitaron pronunciarse sobre el tema.

Compartinos: