Pablo López cuestionó el rol «reaccionario» de la reforma procesal penal

El diputado nacional Pablo López (FIT – Salta) remarcó su oposición a la batería de proyectos de ley que busca adecuar el marco normativo para implementar el nuevo Código Procesal Penal. Consideró que se trata de una reforma «reaccionaria».

El legislador del Partido Obrero criticó las cuestiones de fondo y la reivindicación del sistema acusatorio, al que describió como «un combo de aceleración de la Justicia que va a afectar a los sectores más vulnerables». Además, indicó que esta medida forma parte de «una tendencia internacional a formar estados de excepción».

A su vez, cuestionó los motivos por los que el resto del arco no kirchnerista se opone al paquete de medidas. Recalcó que la oposición esté de acuerdo en las cuestiones de fondo de la reforma y que solo protestaron ante la falta de consenso, o por las designaciones que ellos hubieran querido hacer cuando llegasen al Ejecutivo.

Respecto a las leyes que Diputados sesiona desde esta tarde, el diputado clasista resaltó por la negativa la redacción del artículo 8 de la Ley Orgánica del Ministerio público. Hizo alusión a la figura de las investigaciones genéricas, que permite profundizar líneas de inspección sobre «mera hipótesis». López anticipó que de esta forma se construye un mecanismo que va a ser utilizado para continuar el «espionaje» sobre los sectores populares y de izquierda «como viene pasando».

Por otra parte, el referente salteño recuperó un elemento que no fue abordado en el debate: el rol de los trabajadores del fuero penal en las iniciativas. Subrayó que algunos de los empleados del Poder Judicial se encuentran como contratados e interinos y, así, se convierten en «rehenes de los jueces». Asimismo, solicitó al resto de los diputados a que acompañen con su firma un proyecto de su autoría para exhortar a que la Corte Suprema pase a planta permanente a la totalidad de los trabajadores.