Pablo López denunció que el presupuesto esconde devaluación, buitres, ajuste y nueva deuda

El diputado nacional Pablo López (FIT – Salta) denunció el proyecto de ley del Presupuesto 2016 consiste en un «enorme operativo de ocultamiento al pueblo argentino del verdadero plan económico que preparan para después de octubre». Profundizó que tras él viene «una devaluación de la moneda, un arreglo con los fondos buitre, un nuevo ciclo de endeudamiento internacional y un ajuste sobre las condiciones laborales y de vida de los trabajadores”.

En el marco de la sesión especial en la que la Ley de leyes obtuvo su media sanción, el referente del Partido Obrero aseveró: “Los dibujos sobre el precio del dólar, la caída de la inflación y otras burdas falsificaciones volarán por los aires con la devaluación que están preparando. En el Congreso no hablan de ella, pero en los medios, los asesores económicos de Scioli, Macri y Massa la plantean abiertamente”.

En ese sentido, refutó la supuesta política de desendeudamiento del gobierno y señaló: “Después de haber pagado casi 200 mil millones de dólares, la deuda está alcanzando los 300 mil millones de dólares, la política de desendeudamiento del Gobierno constituye una farsa”, dijo López.

Por otra parte, el legislador clasista indicó que las medidas ‘anticiclicas’ de las que se jacta el ministro Kiciloff son para garantizar las ganancias de los monopolios, no para combatir la recesión. “Esto es evidente con los grupos petroleros: se les paga el barril de crudo a 77 dólares, cuando el precio internacional está por debajo de los 50 y el costo de explotación en el país no llega a 15 dólares. Se trata de un enorme subsidio para Chevron y otras petroleras que lo paga el pueblo con los abultados precios de las naftas que han subido más del 200% desde que el 51% de Repsol se pseudo-estatizó”.

“Desde nuestro bloque rechazamos este presupuesto y planteamos defender el salario igual al costo de la canasta familiar, el 82% móvil para todos los jubilados, la prohibición de despidos y suspensiones y el reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario. Planteamos la eliminación del impuesto a las ganancias sobre los salarios y la triplicación del presupuesto en salud, educación y vivienda sobre la base de impuestos extraordinarios y crecientes a las grandes ganancias, entre otros puntos”, finalizó López.

Deja una respuesta