Para controlar más al fútbol

Para conocer si los clubes de fútbol porteños cumplen con la Ley N° 2801, sancionada por la Legislatura en 2008, el legislador y jefe de bloque de SUMA +, Hernán Rossi, presentó un proyecto de resolución donde exige al Ejecutivo de la Ciudad que informe cuál es el estado actual de cumplimiento de la normativa correspondiente a las habilitaciones de los estadios.
En el proyecto se pide información sobre si los clubes de fútbol radicados en la Ciudad de Buenos Aires realizaron sus presentaciones de solicitud y documentación para la habilitación; si se otorgó autorizaciones precarias; y un cronograma que indique la adecuación de los estadios.
Pero se hace más hincapié en uno de los artículos que consta de la capacidad de asientos individuales que deben poseer los estadios porteños que indica que, para el 31 de enero de 2014, los estadios de clubes de primera  garantizarían que el 75 por ciento de su capacidad sea destinado para que los simpatizantes vean el encuentro en sus asientos.
De no acatarse la obligación, algo que para el legislador de UNEN colabora con la protección de hinchas y  seguridad en eventos deportivos, se clausuraría el club y cancha.
“Si queremos erradicar la violencia en el fútbol debemos exigir que los clubes deportivos cumplan con las normativas vigentes. No alcanza con impedir el ingreso de simpatizantes visitantes o con el AFA Plus”, evalúa Rossi.
Así, subrayó que, luego de un relevamiento, a casi tres meses de la fecha límite, no se respeta la medida y tampoco hay estadios clausurados por el Estado como consecuencia del incumplimiento.
Sin embargo, cuestionó: “cuando hay víctimas, todos salen a los medios a proponer soluciones que después no se cumplen”.
Para Rossi, “es fundamental la seguridad de las personas” y es “imprescindible conocer primero los motivos de quienes no cumplieron la ley”. Además, reprochó la acción del gobierno porteño que no clausuró los estadios que no cumplieron.

Deja una respuesta