Para el subsecretario de Política Criminal, la reforma al Código Procesal busca «dar respuestas rápidas y eficientes»

El subsecretario de Política Criminal de la Nación Martín Mena consideró que el proyecto de ley formulado por el Poder Ejecutivo para modificar el Código Procesal Penal busca «dar respuestas rápidas y eficientes» frente a los reclamos de la sociedad.

En ese sentido, el funiconario del PEN sintetizó que el objetivo de la actualización es «que los delitos no queden impunes y que los procesos, en vez de tardar cuatro o cinco años, tarden cuatro o seis meses. Acabar con la escrituralidad -se decidirá en audiencias orales y públicas-, y desde ya, descartar cualquier posibilidad de la extinción de una causa penal o cierre».

Respecto a la polémica en torno a la prescripción de delitos, indicó que se trata de una figura contemplada en el Código Penal y no en el Código Procesal Penal, «con lo cual es imposible que haya modificaciones en ese aspecto». Entrevistado esta mañana en Radio América aseguró que en caso de prosperar la reforma «las causas que son anteriores, se seguirán tramitando por el viejo código, es decir, el actual».

Por otra parte, Mena destacó que y que «lo único que se modifica es la capacidad que tendrán de investigar, ya que será desarrollada por los fiscales», en tanto que los jueces mantendrán su función. Por último, en lo referido a la independencia de los fiscales, subrayó que «dependen del Ministerio Público Fiscal», es decir de «un organismo autónomo», dentro del Poder Judicial.

Deja una respuesta