Para restringir entrada de policía a escuelas porteñas

Proyecto de legisladores porteños del FpV José Cruz Campagnoli y Paula Penacca. «La nueva policía de Larreta es un instrumento de control social y político».

Piden que la policía no puedan entrar a las escuelas sin autorización judicial.

Para que la policía no entre a escuelas sin autorización judicial

Legisladores del Frente para la Victoria (FpV), José Cruz Campagnoli y Paula Penacca presentaron un proyecto de ley para regular el ingreso de fuerzas de seguridad a escuelas públicas y privadas de la Ciudad. El escrito busca “salvaguardar la integridad física de niños, niñas y adolescentes en el ámbito escolar y poner freno al abuso institucional”, según mencionan en un comunicado de prensa.

El proyecto plantea que fuerzas de seguridad sólo ingresen a una escuela “mediante orden judicial fundada o solicitud expresa de la autoridad escolar o siempre y cuando implique grave riesgo para la vida o integridad física de los/as estudiantes, docentes y personal no docente”. También establece notificar a la máxima autoridad presente en la institución escolar, que autorizará el ingreso y acompañará a la policía en todo momento, dejando armas y municiones de poder letal fuera de la escuela.

“En este último tiempo la policía entró a nuestros establecimientos educativos para intimidar a estudiantes y docentes. Es imprescindible constituir normativa que resguarde tanto los derechos de nuestros pibes, como derecho a organizarse, participación política y libre expresión en escuelas. No permitiremos que nuestra policía actúe como organismo de censura y genere miedo para disciplinar prácticas de libertad”, manifestó Campagnoli.

Asimismo, Penacca sostuvo: “El ingreso de fuerzas de seguridad a establecimientos educativos no estaba regulado en CABA porque nunca fue necesario. Pero cambiamos la ‘nueva’ policía de Rodríguez Larreta es instrumento de control social y político, dedicándose particularmente a hostigar, espiar y reprimir a la comunidad educativa; todas cuestiones que además prohíbe la propia Ley 5688 que la creó y en detrimento de su función principal: brindar servicio público de seguridad eficaz y eficiente”. Y completó: “Estamos ante otra evidencia de que este modelo de exclusión sólo cierra con represión directa o encubierta en estas acciones de hostigamiento a sectores de la sociedad que representan al enemigo que pretender crear”.

Establecimientos que denunciaron abuso e intimidación policial: Instituto Superior Mariano Acosta, Once, colegio Carlos Pelligrini, Barrio Norte, Escuela Normal Antonio Mentruyt, Banfield, Escuela Media Nº 1, Berisso y Universidad Pública en Jujuy donde fue detenido el Presidente del Centro de Estudiantes, entre otros.

 

Deja una respuesta