Pastori repudió el veto del Presidente a la creación de la Zona Aduanera Especial

El martes pasado, luego del debate por la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, los diputados se refirieron a diversos temas a través de cuestiones de privilegio. De manera telemática, el diputado nacional misionero Luis Pastori, solicitó la palabra para repudiar el veto del Presidente Alberto Fernández a la creación de una zona aduanera especial para la Provincia de Misiones.

En ese sentido Pastori manifestó “la cuestión de privilegio es contra el señor Presidente de la Nación, Alberto Fernández, por el veto al artículo 123 de la Ley 27.591 de Presupuesto sancionada por este Congreso el 17 de Noviembre pasado, y que se refiere a la potestad del Poder Ejecutivo de constituir zonas aduaneras especiales, en algunas regiones donde se verifique el comercio bilateral con países limítrofes. El mismo día que se dictaminaba esta propuesta en el Congreso, el Presidente se mostró de acuerdo con la posibilidad de que esto se traduzca en beneficios fiscales concretos para la Provincia”.

Y continuo “grande fue la sorpresa y la decepción cuando el 11 de diciembre pasado, a solo 50 días de su compromiso público con los misioneros, por el decreto 990/2020 vetó el artículo 123 que el mismo se había comprometido a apoyar. Veto realizado con argumentos inconsistentes y falaces, mucho más cuando el artículo 123 no lo obligaba ni lo emplazaba, sino solamente le daba la facultad de hacerlo a lo que se había comprometido personalmente ante autoridades provinciales y ante todo el pueblo misionero”.

La palabra presidencial devaluada por el propio primer mandatario, por acciones como esta, no puede estar sujeta a la incertidumbre de no saber si lo que expresa se hará realidad o no, en un hecho de tanta sensibilidad para los misioneros. No desconocemos la facultad constitucional de veto total o parcial del presidente a las leyes, pero si sentimos un agravio los misioneros, por eso pedí la palabra, para repudiar la falsa promesa hecha por quién parece ser uno cuando anda por las provincias prometiendo cosas, y otra muy distinto cuando firma los decretos en las Casa Rosada” argumentó.

Deja una respuesta