La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, dijo hoy 10/10 que «es un salto moral» y un «proyecto excelente y no contrario a la Constitución» la iniciativa de la ley de Perjurio presentada por el Gobierno, que establece penas para quien en una declaración indagatoria falsee a la verdad en su declaración, entre otros puntos. Además, la ministra se refirió a la intervención de la diputada Victoria Donda en el procedimiento en el que detuvieron a un joven de 18 años. «En otros países es encubrimiento», apuntó.

La ministra de Seguridad Patricia Bullrich habló sobre el proyecto de Ley que ingresó el Gobierno en Diputados que busca castigar con prisión a los que mientan en juicios: «El proyecto es un salto moral, es excelente y no es contradictorio con la Constitución, que dice que nadie está obligado a declarar en su contra», apuntó.

«Justamente, en ese caso, lo que tiene que hacer el indagado sería no declarar, quedarse callado, lo que no puede es mentir», precisó en declaraciones a la radio La Red.

Según Bullrich, esto evita que luego «la Justicia tiene que desestructurar esa mentira para llegar a la verdad».

«Hoy en día, la mentira en la indagatoria se ha dejado porque es una manera de complicar la situación de la Justicia; el Estado tiene que buscar la verdad, pero no a través de una mentira, así que por eso estamos contentísimos con la iniciativa, ya que es un cambio cultural», añadió.

Para Bullrich, se trata de un paso «moralmente muy importante, es el Estado de la verdad, el Estado liberal. Esto no es fascista, esto es cambiar la cultura», aseguró.

«Lo que hacemos es plantear la ley de no mentir, y terminar con la viveza criolla de ‘yo te miento, hago cualquier tramoya'», ejemplificó.

Además, dijo que «no es invasivo del proceso judicial» y que «se basa en sistemas judiciales de otros países que han resuelto más rápidamente los problemas y lograron menos impunidad».

«Me parece buenísimo. Esta es nuestra filosofía, creemos en eso», puntualizó la ministra.

Por otro lado, también habló sobre la situación que protagonizó la diputada nacional Victoria Donda (SOMOS), que defendió a un vendedor ambulante de un procedimiento policial pero el chico resultó tener 11 causas en la justicia.

La ministra dijo que la legisladora «abusó de su autoridad» y que lo que hizo en «cualquier lugar del mundo podría tomarse como encubrimiento».

«La intervención de Victoria Donda fue un abuso de poder, su rol de diputada no le da la capacidad para intervenir en un procedimiento policial, más aún cuando la persona que estaba siendo registrada tenía una buena cantidad de capturas y había cometido un delito en ese momento, que lo estaba ocultando. En cualquier lugar del mundo esa actitud se toma como un encubrimiento«, manifestó Patricia Bullrich en diálogo con radio La Red.

Respecto del accionar policial, la funcionaria nacional explicó que el pedido de documentos es «absolutamente aleatorio». “Puede ser una persona grande, con traje, un joven en bicicleta o vestido para ir a trabajar a la oficina” y que por regla general cualquier efectivo de seguridad, por su capacidad de prevención, puede requerir documentos “en cualquier momento y lugar”.

Bullrich calificó la actitud de la diputada de interponerse en el operativo como «un chapeo, un abuso de autoridad.Usó su cargo para tratar de amedrentar al policía, que estaba generando una acción preventiva». Independientemente de lo que Brian haya pasado en su vida, dijo la funcionaria, «se sabía que la justicia lo estaba requiriendo», dijo.

También, agregó: «Querer meterse en medio de un proceso policial no me parece bien, es decir ‘uso mi cargo’ como si tuviera más autoridad que los policías», cuestionó.

Compartinos: