El jefe de gabinete, Marcos Peña, realizó su cuarto informe de gestión del año en la Cámara de Diputados evitando la economía en su discurso de apertura. El funcionario hizo foco en la cuestión de la seguridad, la lucha contra el narcotráfico y el fortalecimiento de la Justicia.

Marcos Peño desde el recinto

Peña destacó “importantes avances” en materia de seguridad urbana. Sostuvo que “hemos cambiado un modelo que ponía en el centro al victimario por uno que pone en el centro a las víctimas y sus familias. Es un modelo basado en cumplir y hacer cumplir la ley”, subrayó.

Dijo que los “objetivos urgentes” pasaron por “frenar la entrada de bandas a través de las fronteras y recuperar en los barrios el control del Estado” y consideró que en las dos metas “hemos logrado avances significativos, aunque todavía es mucho lo que falta”. Destacó la coordinación entre fuerzas federales y provinciales y el trabajo en conjunto con el Poder Judicial de la Nación y los gobernadores.

“Recuperamos la autoestima de las fuerzas federales. Somos duros con los que violan la ley, pero respaldamos a los que cumplen su deber. Les hemos dado herramientas y hemos puesto en valor a las fuerzas de seguridad”, subrayó Peña en la introducción de su informe ante el pleno de la Cámara.

El jefe de Gabinete destacó, a su vez, el aporte del Congreso en materia de seguridad y fortalecimiento de la Justicia. Mencionó la aprobación de la ley de víctimas y la denominada ley Brisa (que quita la patria potestad a responsables de femicidio), entre otras normas aprobadas en el último tiempo.

La sesión informativa se inició a las 11:54 con la presencia de 136 diputados. Antes del ingreso del jefe de Gabinete, fue aprobada una declaración de repudio por amenazas de muerte sufridas por el diputado nacional Nicolás Del Caño y la legisladora porteña Myriam Bregman en el marco de una protesta contra la política económica del Gobierno.

Con esta nueva presentación (la cuarta en lo que va del año ante la Cámara de Diputados) el jefe de Gabinete da cumplimiento a lo dispuesto por el artículo 101 de la Constitución Nacional, que contempla estos informes periódicos ante el Congreso.

En el informe N° 114, de 902 páginas, la Jefatura de Gabinete responde por escrito 1.282 preguntas anticipadas por los legisladores de distintos bloques sobre cuestiones económicas, políticas y sociales (ver aparte el texto completo). En el recinto, sin embargo, habrá espacio para repreguntas y planteos de los diputados.

La ronda de preguntas se inició con la bancada del Frente para la Victoria. Los diputados Axel Kicillof y María Fernanda Vallejos fueron los primeros expositores. Pusieron el acento en la situación de la economía nacional, cuestionaron las previsiones presupuestarias y los acuerdos con el FMI, criticaron el programa de estabilización monetaria y exigieron explicaciones sobre distintos aspectos de la política económica y financiera.

Los diputados del FpV hicieron hincapié en reclamar la reelaboración del proyecto de Presupuesto. Formularon duros cuestionamientos a lo que definieron como “política de ajuste dictada por el FMI” y anticiparon su rechazo la iniciativa presentada por el ministro Nicolás Dujovne.

Hubo, en las distintas intervenciones, alusiones fuertemente críticas al presupuesto desde distintos ángulos. El diputado Fernando Espinoza puso el acento en la pérdida de valor del salario, igual que el diputado Gioja; Daniel Scioli subrayó el “ahogo de los clubes de barrio”; Emilia Soria habló de “rotundo fracaso” de la política económica. Cabandié cuestionó “falta de respuestas” por parte del jefe de Gabinete. En la misma línea se expresaron Silvina Frana, Hugo Yasky (con acento en los salarios docentes), Vanesa Siley, Alberto Ciampini, Darío Martínez y Martín Pérez. Fuera de las críticas económicas, el diputado Rodolfo Tailhade, desde la misma bancada, afirmó que desde el Ejecutivo “interfieren en la Justicia”.

El Jefe de Gabinete contestó las intervenciones del FpV con una enfática ratificación del proyecto de Presupuesto y un llamado a “profundizar el diálogo parlamentario” para alcanzar el mayor consenso posible en torno a esa iniciativa. Dijo que es “un presupuesto austero y racional, que propone el indispensable equilibrio fiscal para sentar las bases de un desarrollo sustentable”. Aludió a “los shocks externos y propios” que sufrió la economía y consideró que “al cabo del primer mandato de Cambiemos habremos completado reformas estructurales para sentar las bases de un crecimiento genuino y sostenido”. Destacó la credibilidad de las estadísticas del Indec y dijo que el Gobierno “encara la realidad sin ocultarla y sin proponer soluciones artificiales”. Puso el acento en el gasto social que contempla el mproyecto de Presupuesto: “Equivale al 77 por ciento del gasto primario; cuando en 2015 era del 65 ciento”, detalló.

Sobre los cuestionamientos de la bancada del Frente para la Victoria, Peña afirmó que “está claro que tenemos distintos diagnósticos sobre la situación del país; sobre lo que recibimos en 2015 y lo que hemos hecho. Esto se dirimirá el año que viene en la arena electoral”, afirmó.

Desde el Bloque Justicialista, los diputados se refirieron a las fuerzas de seguridad, a las viviendas y criticaron el valor del combustible en el interior del país, poniendo como eje la “problemática de las economías regionales”.

El jefe de gabinete respondió a las inquietudes y alegó que desde el Ejecutivo buscan “que las provincias estén fortalecidas fiscalmente y que los municipios vayan en la misma dirección”, al mismo tiempo que destacó el superávit en la mayoría de los estados provinciales.

“El contexto nos ha obligado a acelerar caminos, creemos que es necesario hacerlo para lograr un reordenamiento estructural. Un sendero de normalización y políticas previsibles, durante una recesión y una crisis bancaria como la que vivimos, eso es lo que construye la confianza en nuestro país”, agregó.

El Frente Renovador comenzó sus intervenciones de mano de la diputada Mirta Tundis, con eje en los haberes de los jubilados. Desde dicha bancada también se refirieron a los aumentos en tarifas y combustibles, remarcaron expectativas “frustradas” por el Plan Belgrano y reclamaron la falta de regulación en el mercado del micro-crédito.

Peña alegó que “nuestro Presupuesto está pensado para cuidar a los más vulnerables mientras vamos equilibrando nuestras políticas públicas”. “Estamos cuidando las conquistas de los jubilados y al mismo tiempo buscando reducir el déficit fiscal”, insistió. Con respecto al Plan Belgrano dijo que “no es una ficción, es un compromiso político que no sólo tiene que ver con las obras, tiene que ver con políticas de desarrollo” y mencionó los avances en el Belgrano Cargas.

Asimismo manifestaron su postura los bloques del Peronismo para la Victoria, Unidad Justicialista, Evolución Radical, Elijo Catamarca, Frente de Izquierda, Protectora, Frente Progresista Cívico y Social y Concertación FORJA.

“Sabemos que tenemos enormes desafíos por delante, tenemos en el corto plazo el debate del Presupuesto, cuanto más unidos estemos mejor lo vamos a pasar”, concluyó el jefe de Gabinete, antes de los cierres.

CIERRES DE BLOQUE

A la hora de los cierres de bloque, la titular del Frente Renovador, Graciela Camaño, criticó la gestión económica del Poder Ejecutivo. “Usted tendría que haber planteado el tema que más angustia a los argentinos: el tema económico. Estamos ante una crisis de deuda externa”, dijo Camaño.

En la misma sintonía Agustín Rossi, titular de la bancada del FpV-PJ, le reprochó al jefe de gabinete que “las tres primeras veces que vino habló de economía, ahora no quiere hablar de economía y eso es lo que preocupa a la mayoría de los argentinos”.

“El camino que eligieron es un camino tortuoso para la sociedad argentina, tienen que devolver trabajo, salario y poder adquisitivo”, remarcó Rossi, antes de criticar el proyecto de Presupuesto y los niveles de la deuda externa.

En nombre del interbloque de Cambiemos, Mario Negri (UCR), agradeció a las respuestas de Peña y destacó que “en dos años respondió 22.000” preguntas de los legisladores. Al referirse a la economía se preguntó: “¿Quién puede decir que no pasó cuando gobernó una crisis como la actual? Las crisis en Argentina son recurrentes. El problema es que acá nadie se hace cargo, todos parecen que están llegando a la política”.

Asimismo, Negri finalizó su discurso al recordar que “estamos discutiendo un Presupuesto 2019, que va a la par de la adenda del Pacto Fiscal, que ya firmó la mayoría de los gobernadores. Tenemos como prioridad parar la sangría cambiaria y lograr previsibilidad para los argentinos”.

Fuente: Prensa HCDN

Compartinos: