Penacca opinó respecto a la Ley contra la violencia institucional: qué dijo

La diputada nacional por el Frente de Todos (FdT) Paula Penacca aseguró que la violencia institucional es «una deuda de la democracia» y lamentó que «las diferencias partidarias hayan interferido en el proyecto que contempla la mayoría de las miradas», sentenció.

«Es un proyecto en el que hemos trabajado mucho, una deuda de la democracia, en el que las diferencias partidarias no deben jugar un papel», dijo Penacca en una entrevista radial.

En esa línea, la diputada lamentó que «ayer Juntos por el Cambio (JxC) no acompañó el dictamen de mayoría», pese a escuchar en diferentes exposiciones las voces de los diferentes sectores que demandan una ley para el abordaje integral de la violencia institucional en seguridad y servicios penitenciarios.

«A pesar de que venimos escuchando los aportes de todos los sectores y llegamos a un dictamen que contempla la mayoría de las miradas a partir de un trabajo profundo, Juntos por el Cambio no nos acompañó», dijo la diputada.

El martes último, en un plenario de las comisiones de Seguridad Interior y de Derechos Humanos y Garantías de la Cámara de Diputados, se emitió dictamen a favor del proyecto de ley para el abordaje integral de la violencia institucional en seguridad y servicios penitenciarios que propició el Frente de Todos y que quedó en condiciones de ser debatido por el pleno del cuerpo.

Penacca, titular de la comisión de Seguridad Interior y cofirmante de la iniciativa, detalló que el proyecto se redactó «incluyendo a la ciudadanía, a quienes cotidianamente sufren la violencia institucional y a muchísimos organismos de derechos humanos que trabajan hace mucho tiempo en Argentina esos temas».

«No es casualidad que esta norma se haya logrado dictaminar en el marco de nuestro Gobierno. El compromiso de nuestro proyecto político con los derechos humanos es histórico», destacó la diputada del FdT.

Además, especificó que el proyecto de ley aporta «la definición de la violencia institucional ejercida por las fuerzas de seguridad del servicio penitenciario».

«Esto no es menor: el Estado se está haciendo cargo a través de una ley institucional de que esto existe. Si no se define, no se puede abordar a través de políticas públicas», subrayó Penacca.

La diputada acotó que dar fin a la violencia institucional implica «una transformación cultural» y «va a ser un proceso que no se va a ser de un día para el otro».

Finalmente, apuntó que el proyecto de ley contempla «un reentrenamiento del uso de la fuerza» y la asistencia a las víctimas, ya sea «jurídica, psicológica y una reparación económica».