El senador de la Nación, Guillermo Pereyra, se refirió al fallo de la Corte Suprema de Justicia, que declaró como ‘inconstitucional’ el índice que utiliza la Anses para actualizar los haberes de los jubilados que ganaron un juicio contra el Estado y dijo que “es una consecuencia anunciada de una Reforma Previsional donde hicieron recaer el ajuste sobre los que menos tienen”.

En este sentido, el senador neuquino recordó su voto en contra de la Ley de Reforma Previsional sancionada a instancias del Ejecutivo Nacional que “afectó a millones de jubilados” dijo, y que fue aprobada “sin ninguna participación de los sectores interesados, a sabiendas de que iba a generar un gran aumento de la litigiosidad previsional en este tipo de casos; porque la misma representó un retroceso en el cálculo de sus salarios”.

La Corte falló a favor del reclamo de un jubilado que pidió la implementación del sistema anterior a la denominada Reparación Histórica para ajustar el monto que debe cobrar mensualmente tras accionar judicialmente contra el Estado. El sistema anterior, Índice de Salarios Básicos de la Industria y la Construcción (ISBIC), representa un porcentaje superior al utilizado en la actualidad por la Anses a través del RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables) tras la Reforma Previsional.

Por eso recordó el senador neuquino que “en la sesión del 29 de noviembre de 2017 voté en forma negativa la Reforma Previsional, y dije taxativamente en la Cámara, que el salario de los jubilados sufriría un deterioro progresivo con el RIPTE”, indicó en este sentido, y apuntó contra “la gran inequidad que existe en el sistema jubilatorio con jubilaciones especiales y de privilegio”.

Asimismo el senador Pereyra insistió en que “es necesario discutir ya no un salario mínimo sino un piso de lo que representa la Canasta Básica de un jubilado, que cada día ve cómo se aleja de su salario real”.

Compartinos: