El envión anímico que tuvo el oficialismo tras las elecciones en Mendoza, en donde la UCR aplastó al kirchnerismo en las elecciones para gobernador, duró muy poco. Y es que la alegría y esperanza no duró ni 24 horas, ya que el INDEC reflejó los índices de pobreza en la Argentina: más del 35% de la población es pobre.

Resulta difícil creer que hay quienes tengan verdaderas expectativas de dar vuelta la elección del 27/10 con 35% de pobreza, y según fuentes del oficialismo el único que está consciente de la realidad política de Mauricio Macri y su equipo tras las PASO es el senador y candidato a vice Miguel Ángel Pichetto.

«El macrismo es insustancial y hueco y el que le encuentra alguna vuelta actualmente es Pichetto», considera el analista político Jorge Asís, que vaticina a Pichetto como el próximo líder de la oposición si ganan las elecciones los del Frente de Todos, que es, a juicio de Asís, por lo que está trabajando Pichetto en esta campaña: consolidarse como el líder opositor, compitiendo con Horacio Rodríguez Larreta y Alfredo Cornejo.

Sin embargo, al parecer el senador Pichetto no tiene piensos de seguir en la política con algún cargo si es el coprotagonista de la derrota de Juntos por el Cambio, o al menos así lo aseguró este martes 01/10, cuando dijo que en caso de una derrota el 27 de octubre se irá «a su casa», aunque participando «de la política más allá de los cargos».

A pesar de que los analistas políticos consideran que, Pichetto es consciente de la difícil tarea que será ganar las elecciones, el senador justicialista sigue convocando gente para las elecciones que se vienen: convocó a «liberales, peronistas y radicales».

«Están todos convocados: los liberales que creen en las libertades civiles y económicas, los peronistas que creen que es posible un modelo con justicia social, los radicales que siempre han luchado por las instituciones y los independientes que piensan en un país para sus hijos», afirmó.

Compartinos: