El presidente del bloque Justicialista, Miguel Ángel Pichetto (Rio Negro), tuvo un cruce con la medica ginecóloga Maria de los Ángeles Carmona sobre la objeción de conciencia.

Carmona criticó que el proyecto no permita “ejercer la objeción de conciencia cuando el médico sea el único disponible”. Y agregó: “Los médicos no podemos trabajar bajo amenaza de cárcel. Debemos preservar la libertad de conciencia”.

Pichetto le contestó: “La ley se queda corta. En el sector público no podría haber ningún tipo de objeción de conciencia. Si trabaja en el sector público está obligada a cumplir la ley”.

El senador también hizo una cerrada defensa del proyecto al indicar que “no va a haber más interrupciones del embarazo porque esté la ley, va a haber más garantías”.

Estas aseveraciones despertaron cuestionamientos hasta dentro de su propio bloque, el formoseño Jose Mayans lo criticó duramente: “Yo disiento del presidente de bloque. Acá todos estamos obligados a cumplir la Constitución y las leyes, el sector público, el sector privado. No es que sale una ley para el público o para el privado”.

“Desde cuándo es la vida es el tema acá. Desde la concepción es la vida; la Constitución dice que es así, leyes que hemos votado dicen que es desde la concepción. El Estado no puede matar, no existe en Argentina la pena de muerte”, concluyó.

Compartinos: