Piden crear una comisión investigadora para IOMA

Diputado Walter Martello
Diputado Provincial Walter Martello

Se trata de un proyecto promovido por el diputado Walter Martello (CC-ARI). El objetivo es indagar sobre cómo se utilizan los $8.100 millones asignados a la obra social, la demora en la entrega de los medicamentos de alto costo y el negocio de las tercerizaciones.

El presidente del bloque de diputados provinciales de la Coalición Cívica-ARI, Walter Martello, presentó un proyecto para crear una comisión investigadora en la Legislatura bonaerense que indague sobre cómo se utilizan los $8.100 millones de presupuesto que tiene asignado el Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) y sobre distintas irregularidades que se estarían registrando en ese organismo.

La iniciativa surge luego de reiteradas denuncias por parte de algunos de sus afiliados y de profesionales a cargo de su control. Los principales problemas ocurren en la entrega de medicamentos, pero la situación tiende agravarse y corren riesgo también las ayudas terapéuticas. El ejecutivo provincial se había manifestado la semana pasada en pos de una solución que todavía no se efectiviza. Es por eso que desde distintos sectores del poder legislativo provincial empiezan a surgir variantes para ahondar en la solución de un tema sensible para los bonaerenses.

“El presupuesto de la obra social fue uno de los que más creció en la administración pública bonaerense, desde que Scioli asumió como gobernador. Pero la calidad de las prestaciones viene en caída libre. De ahí que exista la sospecha de que una parte de estos recursos se deriva a financiar la política”, afirmó Martello.

El legislador provincial también criticó el sistema de tercerización que funciona en la obra social, “el esquema de tercerizaciones también viene aplicándose, desde hace años, con el suministro de drogas de alto costo (HIV, oncológicas, insulina, etc.), que forman parte del Plan Meppes. Allí interviene la gerenciadora Farmalink, un emprendimiento empresarial que actualmente gestiona los dos convenios más grandes de la seguridad social de la Argentina, IOMA y PAMI, en representación de los laboratorios nacionales y multinacionales que componen la industria farmacéutica del país. De esta empresa también depende el Centro de Autorizaciones de Medicamentos Oncológicos y Tratamientos Especiales (Camoyte)”, explicó Martello.

Precisamente, las principales demoras en la entrega de medicamentos se registran en el Plan Meppes, que se lleva más del 50% del gasto total en remedios ambulatorios que realiza la obra social. “Farmalink y el Camoyte asumieron, en gran parte, el rol que antes cumplían los farmacéuticos. El fracaso de este modelo y de la gerenciadora es total” sintetizó el diputado.

 

[twitter id=»@WalterMartello» number=»3″ avatar=»true» ]

Deja una respuesta