Un senador quiere que Felipe Solá explique en el Congreso por qué Argentina se fue del Grupo Lima

El Senador Nacional de Juntos por el Cambio, Pablo Daniel Blanco, presentó un proyecto para convocar, de acuerdo a la facultad conferida por el Artículo 71 de la Constitución Nacional, al Señor Ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, a comparecer ante el Pleno de este Honorable Cuerpo, a fin de brindar las explicaciones pertinentes sobre la decisión de que nuestro país abandone el Grupo de Lima.

El proyecto fue acompañado por los senadores: Luis Naidenoff; Juan Carlos Romero; Humberto Schiavoni; Víctor Zimmermann; María Clara del Valle Vega; Claudio Poggi; Pedro Braillard Poccard; Pamela Verasay; Alfredo De Angeli; Stella Maris Olalla; Mario Fiad; María Belén Tapia; Laura Rodríguez Machado; Silvia Elías de Pérez y Silvia del Rosario Giacoppo.

«Justo en el día más significativo del año en lo que hace a la memoria colectiva y a la reflexión colectiva sobre los Derechos Humanos, el gobierno Nacional decidió abandonar el denominado Grupo de Lima. En efecto, al cumplirse 45 años exactos del último golpe de estado perpetrado en el país, que instaló la dictadura más sanguinaria que los argentinos recuerden, nuestra cancillería rompió relaciones con este bloque regional, cuyo objetivo básico es «abordar la crítica situación en Venezuela y explorar formas de contribuir a la restauración de la democracia en ese país a través de una salida pacífica y negociada«.

"Este hecho, que como veremos el gobierno venía planificando hace tiempo, significa lisa y llanamente un vuelco abrupto en la política exterior argentina que pasa a abrazar desembozadamente la dictadura que sobre el pueblo venezolano ejerce Nicolás Maduro".

«Desde que asumió el gobierno no hemos visto una sola condena pública de los integrantes del elenco gubernamental contra las aberraciones que, en materia de derechos humanos, se perpetran cotidianamente en Venezuela«.

«De esta manera, salir del Grupo de Lima para apoyar políticamente al actual régimen de Venezuela, sólo afecta negativamente la política exterior de Argentina en materia de derechos humanos y toma distancia de quienes habían apoyado también el reclamo del Grupo de Lima, como EEUU, Reino Unido, entre otros«.

«Si bien la decisión del Gobierno no sorprende pues desde su asunción jamás nuestro país acompañó un solo documento, sí es contradictoria con la promesa electoral efectuada en 2019 por el actual Canciller Felipe Solá. En aquella campaña presidencial había dicho que no saldrían del Grupo de Lima, sino que «quisiera una nueva unidad basada en cuestiones más fuertes que las simplemente ideológicas». Y ahora resulta que por ideología pura el Canciller, obviamente con la anuencia presidencial, retira a nuestro país por razones tan ideológicas que claramente pueden notarse en el ostensible favor al régimen del dictador Nicolás Maduro«.

Deja una respuesta