Piden informes al Gobierno Nacional sobre la iniciativa de Inglaterra de construir un nuevo puerto en las Malvinas

El Senador Nacional por Tierra del Fuego, Pablo Daniel Blanco, presentó un proyecto para solicitar que el Gobierno Nacional informe sobre distintas cuestiones relacionadas al proyecto de construcción de un puerto de aguas profundas en las Islas Malvinas por parte de Gran Bretaña.

El proyecto fue acompañado por los senadores: Luis Naidenoff; Silvia Elías de Pérez; Alejandra Vucasovich; Stella Maris Olalla; Silvia del Rosario Giacoppo; Mario Fiad; Víctor Zimmermann; Juan Carlos Marino; Gladys González; Oscar Castillo; Laura Rodríguez Machado; Pedro Braillard Poccard y Eduardo Costa.

Blanco solicita que se detalle: «qué grado de conocimiento tenía la Cancillería Argentina y el Ministerio de Defensa de este proyecto portuario; qué acciones o presentaciones realizará la Cancillería Argentina ante la Organización de las Naciones Unidas; informe si en la sede local de la Embajada Británica se realizó alguna queja o pedido de explicaciones por este hecho u por vía diplomática«.

Asimismo, Blanco consulta si el Gobierno tiene en estudio la concreción de algún proyecto en la Provincia de Tierra del Fuego, que permita el abastecimiento de nuestras bases antárticas y la de otros países y que proyecto tiene en forma concreta la política nacional antártica.

«Este proyecto tiene como objetivo que el Poder Ejecutivo explique qué actitud tomaré frente a este hecho más que significativo. Es evidente que Gran Bretaña tiene como finalidad ampliar la infraestructura en las islas con la construcción de un puerto cuyo costo sería de unos 85 millones de dólares que brindaría apoyo logístico en el Atlántico«.

«Con la construcción de este puerto Gran Bretaña pretende consolidar su colonialismo en Malvinas y la región como punta de lanza para extender su influencia sobre la Antártida y brindarle servicios logísticos a terceros países europeos que tienen intereses en el continente blanco. Además, lo que pretenden es contar con más recursos logísticos para seguir apropiándose de recursos naturales renovables y no renovables que son nuestros«.

«Como argentinos también debemos preguntarnos si la intención no será también la de brindar servicios a la industria hidrocarburífera, gasífera y a los pesqueros ilegales que depredan nuestros recursos«, cuestionó el Senador fueguino.

«Además de consolidar una posición estratégica en el atlántico sur, este proyecto reportará un beneficio económico muy grande para Gran Bretaña y también para los habitantes de nuestras islas. A tal punto está todo avanzado que la obra ya ha sido adjudicada a la empresa británico-holandesa BAM Nuttall«.

«Es evidente que Argentina está desaprovechando un posicionamiento geopolítico que tiene Tierra del Fuego para la construcción de un polo logístico para ofrecer servicios antárticos a nivel internacional tales como: alojamiento para personal y científicos, provisión de combustible y víveres, depósito de vehículos antárticos, equipos científicos y talleres para reparaciones navales entre otros«, finalizó el Senador de Juntos por el Cambio.

Deja una respuesta