El diputado provincial Avelino Zurro pidió en la Legislatura que el Poder Ejecutivo informe los números de la deuda que mantiene con la Asociación Regional de Diálisis y Trasplantes Renales de Capital Federal y Provincia de Buenos Aires (ARD). Desde la entidad reclaman una deuda de 700 millones de pesos que pone en riesgo la vida de cinco mil personas en todo el territorio bonaerense.

Estamos frente a una situación inadmisible, que debe ser rápidamente esclarecida por las autoridades el IOMA y que debe concluir con la normal prestación del servicio de hemodiálisis”, denunció Zurro.

Desde la ARD explicaron que el monto de la deuda data desde marzo de este año y detallaron: “No tenemos un peso ni para comprar insumos, sin eso no podemos dializar a los pacientes que se mueren sin su tratamiento. Así de simple y terrible es la realidad”. También señalaron que el pasivo está calculado “a valor 2018”: es decir, están un “50% por debajo” de lo que necesitan “para subsistir”.

En el pedido al Ejecutivo, Zurro invitó al Instituto Obra Médico Asistencial (IOMA) a informar “de forma urgente sobre diversos aspectos relacionados con la cobertura del servicio de hemodiálisis – en el marco del Programa Incluir Salud- que se presta en el ámbito de la Provincia de Buenos Aires”.

En los últimos días han proliferado noticias que advierten que ante el desmesurado atraso en los pagos por el servicio de hemodiálisis por parte del IOMA, la ARD suspendería la prestación del servicio a los pacientes de la Provincia que cuentan con la cobertura de la mencionada obra social”, agrega el legislador pehuajense.

En rigor, justifica: “El servicio de hemodiálisis en pacientes con deficiencias renales no es un simple tratamiento, sino que constituye un elemento básico e indispensable para preservar la vida del paciente que, claro está, no puede prescindir de modo alguno de ese procedimiento sin poner en riesgo la vida”. “Ello es así por cuanto los riñones, una vez que dejan de funcionar, empiezan a perder ritmo, eliminan un líquido pero las toxinas quedan en nuestro cuerpo, y es con las sesiones de hemodiálisis con las que se logra despedirlas, por eso cuadra tomar conciencia que los pacientes sin hemodiálisis corren el riesgo de morir”, agrega.

Fuente Codigobaires

Compartinos: