El senador nacional de Cambiemos Federico Pinedo ratificó la postura del Gobierno argentino sobre la ilegitimidad del régimen que encabeza Nicolás Maduro, a quien acusó de haber llevado a cabo comicios «fraudulentos» para asegurarse continuidad en el poder.

«La situación de un presidente que terminó su mandato y que continúa apoyado por un sector de los militares puede significar un baño de sangre con un montón de personas en la calle», sostuvo el dirigente del PRO. «En tiempos de (Hugo) Chávez e incluso de (Nicolás) Maduro se hicieron elecciones libres. Así fueron los comicios en los cuales se eligió a la Asamblea Nacional –cuerpo que designó a Guaidó como presidente encargado-, pero después eligió una Constituyente a dedo y llamó a elecciones fraudulentas. Por eso el gobierno de Venezuela es ilegítimo», sostuvo Pinedo.

«Dicen que hay que dejarlo a Maduro porque es la soberanía de Venezuela. Pero la soberanía de Venezuela es el pueblo venezolano, que no se ha podido expresar democráticamente por Maduro, que no reconoció la soberanía del pueblo», se quejó dejando en claro nuevamente su apoyo Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela.

En cuanto a la postura del papa Francisco en relación al conflicto que existe en la sociedad venezolana, el dirigente del PRO aventuró que el sumo pontífice «debe querer mantener un canal de diálogo abierto» entre el gobierno de Maduro y la oposición política. «Sé que la Conferencia Episcopal venezolana es muy crítica con Maduro. No puedo hablar por el Papa, pero creo que debe creer que lo mejor es que la Iglesia se mantenga como un canal de diálogo para poder evitar que haya más sangre en las calles de Caracas».

 

Compartinos: