El senador nacional por La Pampa de la UCR Juan Carlos Marino negó la denuncia en su contra por supuesto abuso sexual que hizo una empleada del Congreso y les anticipó a sus colegas del oficialismo que se pondrá “a disposición de la Justicia”.

Ante ello, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, declaró que Marino negó la veracidad de la denuncia de abuso sexual de una empleada y afirmó que “dará su versión de los hechos” y “declinará sus fueros” para permitir que la Justicia investigue.
Pinedo expresó su “total solidaridad y apoyo” de las autoridades de la Cámara “para que sean castigados” hechos de abuso, pero advirtió que tampoco harán “linchamientos” ni “defensas corporativas”.

Además, Pinedo dirigió un mensaje a “la gente del Senado”, a quienes prometió que “van a contar con el total sostén y apoyo de las autoridades de la Cámara para que hechos de este tipo no pasen y, si pasan, sean castigados, van a tener solidaridad total”. No descartó que el legislador decida “declinar sus fueros” para que el caso sea investigado.

Un legislador puede ser investigado por la Justicia, procesado y hasta condenado, pero sólo en caso de pedir que sea apresado tiene que recibir la autorización de la Cámara a la que pertenece, mediante una votación en la que se le quite los fueros.

La única manera de renunciar a los fueros por parte de un legislador de manera voluntaria es dimitiendo a su propia banca.

Compartinos: