El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, y el vicepresidente segundo de la Cámara de Diputados, Luis Petri, participaron en Tokio, Japón, de la 6ª Cumbre de Presidentes de Parlamentos del G20, segunda en llevar la denominación de “P20”, luego de su relanzamiento en Argentina en noviembre del año pasado.

De la Cumbre, organizada por la Cámara de los Consejeros de la Dieta Nacional de Japón, participaron presidentes y delegados de 18 países, incluyendo a Arabia Saudita, Argentina, Australia, Canadá, China, Corea, los Estados Unidos de América, Francia, India, Indonesia, Italia, México, Países Bajos, Rusia, Sudáfrica, Turquía, y la Unión Europea.

Argentina, que asistió como invitada especial, estuvo representada por el diputado nacional de la UCR por Mendoza Luis Petri, vicepresidente segundo de la Cámara baja, en representación del presidente del cuerpo, Emilio Monzó, y el senador nacional Federico Pinedo, presidente provisional del Senado.

Durante la apertura, acompañado de Akiko Santo, presidenta de la Cámara alta de Japón, y Gabriela Cuevas Barrón, presidenta de la Unión Interparlamentaria, Pinedo afirmó que “la unión es superior a la división”, y sostuvo que “si queremos sociedades que progresen y desarrollen sus capacidades deben permitir mayores aperturas y no involucionar en mayores cerrazones, dejarse llevar por su propósito de desarrollo y no por el miedo que lleva al aislamiento y el retroceso”.

Petri, en tanto, señaló que “si realmente queremos influir en las decisiones a nivel global y en nuestras respectivas sociedades, resulta imperativo que nuestros parlamentos sean creíbles, transparentes, accesibles, abiertos, cercanos a la gente, focalizados, responsables y efectivos; y nuestras decisiones se basen en evidencia”.

Al finalizar la jornada se adoptó por unanimidad una declaración conjunta en la que se alienta a los líderes del G20 “a cumplir con su compromiso de perseguir activamente el objetivo de alcanzar un crecimiento fuerte, sostenible, equilibrado e inclusivo”, y sostiene que “los parlamentarios deben contribuir de manera sustancial al proceso del G20”, a la vez que se ratifica el compromiso de lucha contra la corrupción en todas sus formas.

Asimismo, se reconoció que si bien los beneficios derivados de la innovación y las nuevas tecnologías son evidentes, “preocupan los impactos potencialmente negativos de la digitalización, al robotización, la automatización, la nanotecnología y otras formas de innovación tecnológica en el empleo y el bienestar humano, instándose al G20 a aprovechar la Inteligencia Artificial (IA) y el internet de las cosas a lograr una sociedad centrada en el ser humano”.

Se reafirmó además en el documento, el apoyo parlamentario al combate contra el extremismo, la xenofobia y el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones.

La delegación argentina fue acompañada y asistida por el director general de Diplomacia Parlamentaria, Cooperación Internacional y Culto de la Cámara de Diputados, Juan de Dios Cincunegui.

Compartinos: