Pokoik: «el presupuesto de cultura tiene lógica economicista y centralizadora»

Así lo aseguró luego de que el ministro de Cultura de la Ciudad, Ángel Mahler, expuso en la Comisión de Cultura de la Legislatura Porteña, sobre el presupuesto del área a su cargo.

Luego de que el ministro de Cultura de la Ciudad, Ángel Mahler, expuso en la Comisión de Cultura de la Legislatura Porteña, sobre el presupuesto del área a su cargo, la diputada y vicepresidenta 2da de la comisión, Lorena Pokoik, remarcó que la partida “está enfocada a una política cultural economicista y centralizadora”.

Y agregó: “El Ministerio de Cultura tiene planeado para 2017 reducir a su mínima expresión su función social, para ser mero administrador y productor de eventos masivos, en desmedro del desarrollo cultural y proceso de democratización cultural de barrios porteños”.

Seguidamente marcó algunos puntos que permiten sostener esta afirmación: El Programa de“Incentivo a la Producción Cultural” se reducirá en términos reales 16%, respecto a lo presupuestado en 2016, éste financia entre otros subprogramas subsidios para Pro-teatro, BA Música, Pro-escritores. Recorte en el Programa “Cultural en Barrios” es del 71 por ciento y “Formación Artística en el Complejo Teatral” se reduce 94% comparado al año anterior.

“La masa presupuestaria del Ministerio casi no se ve modificada, pero hay un cambio importante en cómo esos recursos se distribuyen entre distintos programas y unidades ejecutoras, reflejando la voluntad de una política cultural que privilegie a la producción de grandes eventos en desmedro de programas de accesibilidad y democratización de producción cultural de barrios”, explicó la legisladora.

Asimismo, se puede leer la evolución de los siguientes ítems: Centro Cultural Recoleta recibe aumento en términos reales del 154 por ciento, Usina de las Artes, 88, y programa de “Festivales de la Ciudad”, 101. Finalmente, la diputada señaló “la necesidad de que el Ministerio de Cultura se involucre a fondo en la normativa y procedimientos para habilitar y fomentar a espacios culturales autogestivos, como centros culturales, clubes de música en vivo y milongas, entre otros».

Deja una respuesta