Polémica inscripción on line

El gobierno porteño inició este lunes la inscripción a través de Internet para las escuelas públicas porteñas, a pesar del rechazo que generó esa modalidad exclusiva de inscripción en la Defensoría de la Ciudad, sindicatos docentes y legisladores.

El pasado jueves, el juez en lo contencioso administrativo Osvaldo Otheguy emitió un fallo en que dio dos días de plazo para que el gobierno porteño brinde información sobre el sistema de inscripción on line, en el marco de un amparo que presentó la Defensoría de la Ciudad.

«El gobierno todavía no explicó ni dio información acerca de este sistema de inscripción y comenzó a funcionar igual», dijo Claudia Mario, pro secretaria de prensa de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE).

«No estamos en contra de este tipo de inscripción pero queremos que sea una opción. Que el que quiera inscribir a sus hijos mediante esta herramienta lo haga pero que el que prefiera ir a la escuela, conocer a los directivos y los maestros lo pueda hacer», agregó.

Mario, consideró que esta modalidad es «absolutamente despersonalizada» y que «en vez que ayudar a crear un vínculo y una relación entre la escuela y la comunidad, hace que cada vez las familias estén mas lejos de las escuelas».

La sindicalista aseguró que esta modalidad «deja afuera a muchas familias que no cuentan con los recursos informáticos» y consideró que el gobierno porteño «pretende llevar medidas como ésta que son de maquillaje de la educación».

«Nos gustaría que se dedicara más a realizar obras concretas, que se construyan las escuelas que se necesitan en la zona sur o que se termine la escuela del Polo educativo de Mataderos», enfatizó Mario.

En tanto, el flamante legislador porteño por Alternativa Popular,Pablo Ferreyra, sostuvo que «es una medida que bajo una aparente modernización tecnológica está desviando familias a la escuela privada» y agregó: «Rechazamos la medida restrictiva del gobierno porteño de implementar de manera exclusiva la inscripción online a las escuelas públicas de nuestra ciudad. Es necesario garantizar el acceso universal a las nuevas tecnologías antes de implementar una medida de este tipo, que además desalienta vínculos sociales fundamentales que se dan en la instancia de inscripción entre los niños, sus familias y la comunidad educativa».

Deja una respuesta