Dos ex jefes de AFIP fueron procesados por «uso abusivo de facultades» en una causa en la que se investiga una supuesta campaña de desprestigio en contra de la diputada nacional Elisa Carrió.


Los acusados son Roberto Mazal, quien en 2013 se desempeñaba como jefe de la División Jurídica de la Dirección Regional Centro de la AFIP, y Fidel Chiapperi, quien era responsable de esa regional. El presunto delito que se investiga es el de «ordenar o ejecutar directivas contrarias a las leyes» en una investigación abierta a Carrió. El juez federal Daniel Rafecas los había procesado a ambos y en un fallo anterior también lo había hecho con Germán Bravo, jefe interino de la Sección Penal Tributaria de esa Dirección.

«En el caso, existió un uso abusivo de las facultades otorgadas a la AFIP para desarrollar actividades con el fin de incentivar y motivar una campaña de desprestigio contra la legisladora Elisa Carrió», afirmó la Cámara Federal Porteña en su fallo, según informó la agencia nacional de noticias Télam. Además, los jueces Leopoldo Bruglia y Martín Irurzun le ordenaron a Rafecas investigar si algún tipo de responsabilidad por parte de «quienes detentaban los más altos cargos de la agencia».

En ese momento, la AFIP estaba bajo el mando de Ricardo Echegaray. La Cámara enfatizó en su fallo: «Los indicios que llevaron a sostener un caso de abuso de autoridad no han perdido entidad al ser contrastados con las alegaciones que pretenden encuadrar la actuación como regular o común. Al contrario, la presunción sobre la existencia de conductas ilícitas fue reforzada por otras pruebas«.

Supuestamente la AFIP habría realizado una significativa movilización de agentes en un procedimiento a un club de campo, aprovechando una denuncia contra Carrió que estaba basada en una publicación periodística que fue desestimada poco tiempo después por la Justicia.

Compartinos: