La Cámara de Senadores comenzó a estudiar un proyecto de Ley que prohíbe al Poder Ejecutivo de la Nación contraer préstamos en moneda nacional o extranjera, sin una ley especial aprobada por el Congreso de la Nación.

Además, la iniciativa pena con prisión de hasta tres años al funcionario público que endeude al país sin permiso del Poder Legislativo.

El proyecto fue presentado por el peronista puntano Adolfo Rodríguez Saá y busca establecer “un límite, claro, preciso, histórico y definitivo al endeudamiento de la Nación Argentina, a fin de evitar comprometer el patrimonio y las cuentas de la Nación para preservar el bienestar presente y futuro de todos los habitantes de la República”.

La iniciativa prohíbe que «el Poder Ejecutivo, las entidades de la administración nacional centralizada y descentralizada, las empresas y sociedades del Estado y todo ente público o privado con participación estatal mayoritaria, contraigan deuda pública interna y/o externa, en moneda de curso legal y/o extranjera”.

Sólo se podrán realizar “operaciones de crédito público, refinanciar, reperfilar y renegociar la deuda pública, cuando una Ley Especial dictada por el Congreso de la Nación así lo autorice”.

También queda “prohibida en todos los casos la prórroga de jurisdicción soberana, salvo que la misma sea autorizada por Ley Especial del Congreso Nacional”.

También limita las comisiones a los bancos y a los colocadores de deuda que no podrán superar el 0,05 por ciento.

Asimismo, reprime “con prisión de ocho meses a tres años e inhabilitación especial por doble tiempo, el funcionario público que realizare operaciones de crédito público contrarias a la legislación vigente”.

Compartinos: