Hace tres años, los diputados nacionales del Frenta para la Victoria, Martín Doñate y Rodolfo Tailhade denunciaban ante la justicia al por entonces Ministro de Energía, Aranguren por beneficiarse con el aumento de la tarifa del gas a raíz de su «doble rol como funcionario público y accionista de Shell».

Casi cuatro años después y ante un cambio de época en lo político, el juez federal Luis Rodríguez procesó al ex ministro de Energía, Juan José Aranguren, por negociaciones incompatibles con la función pública en el marco de la causa en la que se investiga si benefició a la empresa Shell, de la que había sido directivo y accionista, desde la cartera energética.

El magistrado también procesó a la titular de la Oficina Anticorrupción (OA), Laura Alonso, por el delito de encubrimiento. El juez les trabó, además, embargos por 1.200.000 de pesos a Aranguren y 1.000.000 de pesos a Alonso, según consta en el fallo de 136 páginas.

«Se ha demostrado, con el grado de certeza aquí exigido, que Juan José Aranguren en su calidad de Ministro de Energía y Minería se interesó en que la empresa Shell incrementara sus operaciones de importación de petróleo crudo y derivados, demorando los controles que le correspondían en razón a su cargo y determinando tardíamente la implementación de un registro que permitiera controlar esta situación», sostuvo el magistrado.

En relación a la situación de Alonso, el magistrado sostuvo que la OA, una entidad de «importancia» en la lucha contra la corrupción, «deliberadamente omitió tomar conocimiento de los hechos aquí investigados y realizó medidas de prueba superfluas, lo cual a la postre fue utilizado en la causa criminal por el imputado para peticionar un temperamento liberatorio».

Compartinos: