Prohibido fumar al manejar

Especialistas antitabaco lo llevan a la Legislatura porteña. Está comprobado el riesgo que genera en la calle: prender un cigarrillo al volante puede hacer perder hasta 10 segundos de atención. En Córdoba ya es ley.

En los últimos años la avanzada contra el cigarrillo en la Ciudad subió varios escalones, desde prohibir que se fume en espacios cerrados hasta directamente eliminar salones para fumadores en bares y restoranes. Ahora podría darse un paso más: un estudio reveló que el 4,2 por ciento de los conductores de vehículos fuma mientras maneja, y por eso los especialistas piden prohibir el cigarrillo al volante.

El relevamiento fue realizado por el Instituto de Ciencia y Técnica Legislativa, sobre 4.800 vehículos observados en la calle. El 57 de los fumadores iban en autos particulares, el 33 en taxis, el 9 en vehículos comerciales y el 1 por ciento correspondió a patrulleros u otros móviles de fuerzas de seguridad.

La mayoría son hombres.

Si bien en el Instituto aseguraron que aún no existe un proyecto formal presentado ante la Legislatura porteña, en el Programa de Prevención y Control del Tabaquismo reconocen que sí tienen “charlas informales” con diputados porteños.

La prohibición de fumar en autos no sólo apuntaría a combatir el tabaquismo y proteger a fumadores pasivos, sino también a la seguridad vial: fumar al manejar es riesgoso, de la misma manera que cualquier otra actividad que implique perder momentáneamente la concentración al conducir, y especialmente dejar de mirar hacia adelante, lo mismo sucede cuando se habla por celular o manda un SMS.

Por el lado de la salud, un estudio publicado por la New Zealand Medical Journal demostró que la calidad del aire dentro de un auto donde se fumó con la ventana baja o parcialmente baja es igual de mala que la de un bar donde se acepten fumadores, y el doble de perjudicial si la ventana estaba cerrada.

Respecto de la seguridad vial también hay mucha información. Un estudio realizado en la ciudad española de Zaragoza demostró que los fumadores tienen un 50 por ciento más de chances de generar un accidente que los no fumadores.

Ya son muchos los países donde se prohibió el cigarrillo al volante, especialmente cuando viajan menores, como Reino Unido, Sudáfrica, Australia o Canadá, y también Irlanda (fue el primer país en prohibir el cigarrillo en lugares cerrados). En Argentina ya rige una ley similar en Córdoba, y hay otra que tiene media sanción legislativa en Mendoza.

La Ciudad de Buenos Aires fue una de las primeras en impulsar restricciones al tabaquismo, con la ley sancionada en setiembre de 2005, que cinco años después fue modificada con más restricciones. Sin embargo, y pese a que también se votó una ley nacional, muchos bingos y discotecas siguen sin respetarla.

Deja una respuesta