La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó diversas modificaciones al Código Contravencional entre las que se destacan la imposición de multas y penas a quienes ofrecen o prestan servicios de estacionamiento y de limpieza de vidrios a automotores en la vía pública y que llega a días de arresto en el caso de que existiera la actividad sea realizada por una organización de personas.

El proyecto fue sancionado tras un largo debate en la ultima sesión ordinaria del año, con 40 votos a favor y 20 en contra. 
Hasta el momento, ambas actividades eran consideradas como infracciones solo si se comprobaba que había una “exigencia” de dinero por parte de la persona que ofrecía ese servicio.

A partir de ahora el sólo hecho de ofrecerse para cuidar el coche será punible. Sólo podrán hacerlo aquellos que cuenten con la “tarjeta azul” que otorga la Ciudad a discapacitados, jubilados y otros, a quienes sí autoriza. La multa será de entre $ 892,5 y $ 5.355.

Compartinos: