Proponen proteger laboralmente a padres de chicos con discapacidades

Con la mirada puesta en cómo proteger a uno de los sectores de la clase trabajadora más vulnerable frente a una posible contracción de la economía, la diputada nacional Soledad Carrizo (UCR – Córdoba) elevó un proyecto para modificar la Ley de Contrato de Trabajo con la intención de resguardar laboralmente a los padres de hijos con alguna discapacidad. A su vez, propone extender las licencias por nacimiento.

El articulado busca actualizar la ley 20.744. Se trata de una modificación para incorporar un régimen indemnizatorio y licencias especiales para progenitores (biológicos o adoptivos) de hijos con discapacidad en los términos de la Ley de Protección Integral de los Discapacitados.

En ese sentido estimula una extensión de la licencia a 10 días corridos cuando el niño naciere con una incapacidad, completándose luego con la implementación de una licencia especial de otros tres días. Hasta un máximo de treinta días para el cuidado de hijo discapacitado.

Frente a un despido injustificado, el texto estipula que el empleador deberá abonar una indemnización adicional (acumulativa con toda otra que correspondiere) equivalente a un año de remuneraciones tomando como base la mejor remuneración mensual, normal y habitual.

Según comunicó la diputada por Córdoba, el proyecto parte de la necesidad de reconocer la situación especial de los padres a cargo de hijos discapacitados, condición que actualmente no es contemplada específicamente por la legislación laboral.

El objetivo de la iniciativa de la referente radical es definir un marco normativo para asegurar la protección laboral de padres con hijos discapacitados. Carrizo resaltó que buscan procurar el resguardo y el sano desarrollo de un vínculo laboral de dependencia que constituye la fuente de ingreso necesaria para la asistencia de aquellos hijos que sufren distintas discapacidades.

Carrizo consideró que, en caso de convertirse en ley, se garantizará “el mantenimiento y protección del vínculo afectivo y emocional entre padres e hijos discapacitados, el aseguramiento de la fuente de ingresos para los padres que deban ocuparse de las especiales condiciones de salud de sus hijos, un régimen indemnizatorio tendiente a disuadir y desalentar los despidos injustificados de padres a cargo de hijos discapacitados y una justa equiparación entre padres biológicos y padres adoptivos, y sobre todo el reconocimiento de la igualdad de hombres y mujeres para el cuidado de sus hijos”.

La iniciativa contó con las firmas de los diputados radicales Diego Mestre, Héctor Gutierrez y Agustín Portela, además de Carrizo. El texto ya fue girado a las comisiones de Trabajo y la de Mujer, Niñez y Adolescencia.

Deja una respuesta