El diputado por Evolución, Leandro Halperín, presentó un proyecto que propone la creación de una Oficina de Presupuesto de la Legislatura porteña (OPL).

La iniciativa busca generar un organismo desconcentrado de la Legislatura, que tendrá a su cargo analizar las estimaciones de ingresos, gastos, metas físicas y deuda pública contenidas en el proyecto de ley anual de presupuesto; apoyar a las comisiones de Presupuesto, Hacienda, Administración Financiera y Política Tributaria, de Asuntos Constitucionales y de Desarrollo Económico, Mercosur y Políticas de Empleo en el cumplimiento de sus objetivos; y realizar estimaciones del impacto presupuestario de los proyectos de ley ingresados.

También se plantea que pueda realizar estudios, análisis y evaluaciones del impacto logrado por políticas y programas del Poder Ejecutivo en relación a su asignación presupuestaria y levar a cabo análisis sobre los tributos vigentes así como del impacto y la eficacia de los proyectos de ley que propongan modificaciones y/o creación de tributos e impuestos.

Además propone “efectuar estudios sobre la sostenibilidad intertemporal de la deuda pública, incluyendo análisis de la deuda registrada, de la deuda no registrada y de pasivos contingentes”. En ese sentido la oficina sería la encargada de realizar un informe de seguimiento de la deuda efectivamente tomada por el Poder Ejecutivo, el cual a través del Ministerio de Hacienda deberá remitir a esta el detalle, las condiciones y obligaciones efectivamente contraídas.

En los fundamentos del diputado Leandro Halperín explica que la iniciativa “expresa fielmente la preocupación por una gestión transparente de los recursos públicos frente a los vecinos y las vecinas, eficiente para con los gastos e inversiones realizadas y comprometida con la realidad de los y las habitantes de la Ciudad”.

Y tiene como objetivo dotar a la Legislatura, como cuerpo colegiado, de las bases de información y análisis propios necesarios para participar activamente del debate en la revisión del proyecto de Presupuesto elevado anualmente por el Poder Ejecutivo y en su seguimiento y control posterior, acabando así con la asimetría de información con la que cuentan los distintos Poderes y que relega este Cuerpo a un cumplimiento únicamente formalista de sus facultades constitucionalmente asignadas.

Del mismo modo, sostiene que la OPL tiene como objeto constituir un medio eficaz para agotar también rápidamente las consultas de los legisladores para efectuar una correcta ponderación de los intereses económicos y sociales en juego frente a cada una de las medidas.

Compartinos: