El senador nacional por Chubut Alfredo Luenzo presentó un proyecto de ley que modifica el artículo 74 del Código Aeronáutico Nacional (Ley 17.285) con el objetivo de «resguardar el empleo de los argentinos en la aviación civil, el trabajo de nuestros pilotos» y en ese sentido suma requerimientos a tomar en cuenta por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) al momento de expedir la certificación necesaria para poder desempeñar las tareas con el objetivo de que «se garantice la seguridad aérea»

El proyecto del chubutense establece que «las personas que realicen funciones aeronáuticas a bordo de aeronaves de matrícula argentina» deben ser «ciudadanos argentinos nativos o por opción», que en este caso deben contar «una residencia comprobada en el país de al menos dos años».

Asimismo, exige la obligatoriedad de contar con un «certificado de idoneidad» que será emitido por la propia ANAC para «garantizar que se sostenga como primordial el criterio de seguridad de los pasajeros y de las tripulaciones».

Por otro lado, la iniciativa estipula que la ANAC sólo podrá autorizar a personal extranjero por «un lapso que no exceda los seis meses» -con posibilidad de prorroga- en el caso de que existan»razones técnicas» y que, a la vez, esté «comprobada la inexistencia de personal capacitado» dentro de los requisitos que fija la nueva norma. En todos los casos, el personal deberá ser sometido a exámenes para «certificar su idoneidad».

El proyecto de Luenzo busca retomar criterios y procedimientos que fueron flexibilizados por la resolución 895/2018 de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) para revalidación de licencias extranjeras de piloto. Esta situación ha sembrado incertidumbre sobre la continuidad de los puestos de trabajo entre los trabajadores y las entidades gremiales del sector que han llevado adelante medidas de fuerza y sobre la situación de la seguridad aerea en la Argentina.

Al respecto, Luenzo sostuvo que «esta decisión en materia de reválidas de licencias extranjeras es perjudicial para los trabajadores aeronáuticos argentinos» y cuestionó que «están determinando que a requerimiento del mercado y con un simple trámite administrativo pueden dar la licencia de piloto a personal extranjero».

El legislador recordó el código aeronáutico nacional «durante 60 años ha cumplido su función de sostener la seguridad profesional y operacional que es un elemento destacado en todo el mundo y ha cumplido su función en darle prioridad a los argentinos para cumplir funciones operativas en la aviación».

«Queremos con esta modificación salvaguardar que cualquier nueva norma pueda poner en riesgo la seguridad de los pasajeros y que afecte la estabilidad laboral de los trabajadores argentinos», completó.

Compartinos: