El diputado provincial Jorge Henn pretende que su proyecto sea un eslabón más en una serie de políticas públicas que se vienen llevando a cabo desde el gobierno provincial ante este contexto preocupante. “Buscamos combatir un flagelo que afecta a gran parte de la población argentina y que no discrimina entre adultos, niños, niñas o adolescentes” explicó el diputado.

Estamos alarmados por los datos arrojados por la Encuesta de Factores de Riesgo” enfatizó Henn al momento de presentar la propuesta que busca eliminar los dulces y bebidas azucaradas de la línea de cajas y sugiere que se reemplacen por alimentos saludables como frutas o productos de índole regional que no sean nocivos a la salud».

En este sentido, Henn argumentó que «existen evidencias de que la exhibición de alimentos de baja calidad nutricional en lugares donde el comprador se detiene, genera alta influencia en el consumo«.

Según los últimos datos arrojados por la Encuesta Nacional, el 61% de los argentinos tiene exceso de peso, de las cuales un 36% sufre de sobrepeso y 25% de obesidad. “La provincia de Santa Fe no está ajena a ello” alertó el diputado y puntualizó: “el exceso de peso condiciona múltiples complicaciones a nivel cardiovascular, renal, y otras enfermedades metabólicas”.
Respecto al proyecto presentado por el referente radical, la primera circunscripción del Colegio de Nutricionistas de Santa Fe envió una nota en apoyo del mismo en que menciona, “la importancia de este proyecto se basa en la prevención de Enfermedades Crónicas No Transmisibles teniendo en cuenta las elevadas tasas de obesidad que se ven reflejadas en la población Argentina según la Cuarta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo”.

Lejos de las tentaciones

La Segunda Encuesta Nacional de Nutrición y Salud presentada en septiembre de 2019 arrojó datos donde “el 41,1% de los chicos y adolescentes de entre cinco y 17 años tiene sobrepeso y obesidad en la Argentina”.

Ante esta situación, Henn fue contundente y explicó la importancia de la propuesta con un ejemplo cotidiano: “Todos alguna vez tuvimos que esperar en la línea de caja del supermercado rodeado de dulces, gaseosas y alimentos que no son buenos para la salud y terminamos llevando algo que no teníamos planeado comprar. Más aún, aquellos que van con niños y quedan atrapados entre góndolas abarrotadas de dulces y colores que llaman su atención”.

El entorno alimentario condiciona la elección, la compra y adquisición de los alimentos, y se encuentra influenciado por la publicidad y el marketing” concluyó el legislador.

Antecedentes

El Reino Unido fue uno de los primeros países en prohibir la venta de dulces para reducir la obesidad infantil. Se trata de una propuesta del Gobierno británico para contribuir a la lucha contra este flagelo. Sostienen que de esa manera, se les brinda más “poder” a los padres para decidir sobre los alimentos que compran a los pequeños.

En nuestro país, la provincia de Río Negro fue una de las pioneras en legislar sobre este tema, aprobando una Ley que posee similares características a la planteada por el diputado Jorge Henn en la Legislatura santafesina.

Cabe destacar que esta propuesta se suma a un plan integral que el Diputado radical viene trabajando para aportar al cuidado nutricional y la calidad de vida de los infantes: “Nos venimos ocupando desde hace muchos años para que estos índices comiencen un descenso, tenemos un proyecto de Cantinas saludables en las escuelas, otro sobre Publicidad Engañosa Infantil fortaleciendo la idea de que son niños y no clientes, pero sabemos que es un tema que requiere de acción en varios campos y por eso estamos presentando este texto” finalizó.

Compartinos: