El legislador porteño, Mariano Recalde, se refirió a la escandalosa compra de vagones con material cancerígeno para la línea B que realizó el Gobierno de la Ciudad en 2011.

Tras conocerse la confirmación de Sbase de la detección de material cancerígeno en los vagones comprados a España, Recalde expresó: «La situación es doblemente grave. Por un lado, se compró una chatarra carísima que además no servía para nuestros subtes y hubo que adaptar los andenes para que pudieran entrar. Por el otro, nos enteramos a raíz de la denuncia de una diputada madrileña que las formaciones tenían asbesto: fallecieron dos trabajadores españoles y otros dos están enfermos».

En ese marco, Recalde apuntó: “Pagamos 550 mil euros cada formación y hoy se venden como chatarra a 4 mil. Recordemos que la compra se hizo en medio del apoyo de Macri a la campaña presidencial de Rajoy, que terminó destituido por corrupción»- .

Por último, el legislador recordó que el bloque Unidad Ciudadana firmó con los legisladores de Podemos un compromiso de seguimiento e intercambio recíproco de información sobre el caso. Además, se presentaron dos pedidos de informe y un proyecto para crear una comisión investigadora. “Todas las iniciativas fueron rechazadas por el oficialismo. Macri hizo una compra escandalosa y Larreta intentó encubrirlo”, concluyó.

Compartinos: