La Cámara de Diputados de la Nación recibió un fuerte respaldo internacional por la gestión de proyectos de acuerdo con estándares y criterios de máxima profesionalización y evaluación por resultados. Fue en el marco de la visita del presidente y director ejecutivo de Project Management Institute (PMI), el británico Sunil Prashara, quien reconoció como un “caso de éxito” el modelo de gestión aplicado en la Cámara.

PMI es una organización global sin fines de lucro que se dedica a brindar servicios sobre gestión de proyectos a más de tres millones de profesionales e instituciones públicas y privadas en el mundo. Es la primera vez que un presidente de esa organización visita la Argentina. Y hoy estuvo en Diputados para exponer sobre la metodología de gestión por proyectos que promueven a nivel mundial.

El evento, organizado por la secretaria administrativa de Diputados, la ingeniera Florencia Romano, incluyó un prestigioso panel conformado por académicos, funcionarios, especialistas y miembros del PMI en la región.

“Es maravilloso cómo la gestión de proyectos está teniendo impacto en Argentina”, destacó Sunil en la apertura de su exposición. “Desde PMI nos moviliza la gestión de proyectos para generar avances concretos en las comunidades”, puntualizó.

Además, respecto de sus objetivos a largo plazo, Sunil consideró que “pretendemos convertirnos en el Wikipedia de la gestión de proyectos”.

PMI cumple en 2019 cincuenta años de trayectoria y trabaja con organizaciones muy diversas en decenas de países del mundo. Al explicar la visita de su presidente a la Cámara de Diputados, la secretaria administrativa destacó que “nuestra institución es pionera en la gestión profesional de proyectos en la administración pública”.

Diputados es la primera institución legislativa en el país que cuenta con una oficina de proyectos de forma institucional, y la única en el ámbito parlamentario en Latinoamérica. Esto implica una metodología de planificación, monitoreo, evaluación de avances y resultados y estructura de ejecución que garantiza un estándar profesional en el desarrollo de iniciativas de muy diversa índole. Permite, entre otras cosas, avanzar con programas de modernización y transparencia en todas las áreas de gestión parlamentaria y administrativa.

En este sentido, la ingeniera Romano abogó por “construir alianzas estratégicas para intercambiar buenas prácticas en la administración pública nacional”, así como “promover su institucionalización” para que la gestión gubernamental por proyectos “trascienda los logros individuales”.

La mesa de debate contó con representantes de diversos sectores que aportaron su visión y experiencia en relación a tres ejes: el estado del arte de la gestión de proyectos en Argentina, cómo funciona la metodología en cuestión y su factibilidad de aplicación en toda la administración pública. Se evaluaron también los intercambios o aportes concretos que puede realizar el PMI en este proceso.

Gonzalo Diéguez, director de programa de Gestión Pública de CIPPEC, explicó que “muchas veces estos cambios suelen ser poco permeables a la administración pública”. Pero consideró que “con diálogo y consenso, se pueden institucionalizar los procesos de trabajo para garantizar un monitoreo y una mejora conjunta”.

En esta misma línea, Margareth Carneiro, miembro del PMI regional, destacó que “el principal desafío es la continuidad en los proyectos” y para ello, “es fundamental contar con un marco legislativo que lo institucionalice”.

Asimismo, Cecilia Klappenbach, subsecretaria de Planificación de Empleo Público de la secretaría de Modernización de la Nación, consideró que “para la implementación de esta metodología es preciso un cambio cultural”.

Por su parte, Pedro Inchauspe, secretario de Simplificación Productiva del ministerio de Producción y Trabajo de la Nación, contó la experiencia exitosa que desde su área lograron implementar. “Sólo en 2018 trabajamos 300 proyectos; hoy ejecutamos un proyecto y medio por día”, detalló.

Además, dijo que “tenemos que generar instituciones con una cultura moderna; hoy gestionamos resultados”, concluyó.

Los expositores compartieron la necesidad de implementar esta nueva forma de trabajo, que contempla un lenguaje común y requiere la profesionalización de los trabajadores públicos.

También coincidieron en que debe institucionalizarse en una oficina de proyectos con cierta autonomía como la que ya funciona en Diputados, que es un elemento aglutinador.

Por último, Florencia Romano expresó la voluntad de promover que esta herramienta se expanda a todos los niveles del Estado. Y que esa institucionalización se dé a través de un marco legislativo que lo regule.

En el evento estuvieron presentes los miembros del PMI en la región: Sergio Cantelo, Andreia Marqueti, Carlos Novello, Adriana Civelli, Alberto Sirvent y Guillermo Ibañez.

Además, Pedro Inchauspe, del ministerio de Producción y Trabajo; Pablo Legorburu, secretario de Empleo Público de la secretaría de Modernización; Federico Sciola, director nacional de la Escuela de Formación Pública de la secretaría de Modernización; Gustavo Blutman, coordinador del Proyecto Evaluación Desempeño Institucional (HCDN); Paloma Martín y Jimena Zaga (HCDN); Gabriel Romano, director de la Especialización en Gestión de Proyectos de UCEMA; Isidoro Felcman, UBA y Guadalupe Dorna, directora de la Maestría en Políticas Públicas en la Universidad Torcuato Di Tella.

Sunil Prashara, previo a la exposición sobre gestión de proyectos, compartió una recepción con los diputados nacionales Eduardo Amadeo, Marcelo Weschler, Pablo Tonelli, Juan Manuel López, Javier Campos, Carla Carrizo, Claudia Najul y Carmen Polledo.

Compartinos: