Reforma Judicial, Alberto Fernández presentó el proyecto: «Proponemos organizar mejor la justicia federal»

El Gobierno presentó y adelantó el envio de un proyecto de Reforma Judicial que hace énfasis en el reordenamiento y en la ampliación de la justicia federal en todo el país y crea un Consejo Consultivo de juristas, transfiere la competencia penal a la Ciudad de Buenos Aires y fija una serie de «reglas de actuación» para los magistrados federales.

El presidente Alberto Fernández aseguró que «la defensa del derecho reclama como indispensable que el sistema se adecué a la norma» y que «el Poder Judicial deba estar en manos dignas, no permeables a ninguna presión».

Destacó esta tarde que propone «organizar mejor la justicia federal» y que «el poder decisorio no se concentre en poco magistrados» porque eso fue lo que llevó a que ese fuero «se politizara», que «los procesos no se desarrollaran con eficacia» y se «manipularan los tiempos en función del clima político imperante», al presentar el proyecto de reforma judicial en Casa Rosada.

“Es hora de poner en el debate público la cuestión judicial para que podamos tener un mejor Estado de derecho”, sostuvo el mandatario durante el acto que encabezó en el Salón Blanco, y destacó que el proyecto se propone “consolidar una Justicia independiente, regida por las mayores normas de transparencia y que desarrolle los proceso con celeridad e independencia”.

También recordó que durante la campaña presidencial sostuvo que “la Justicia debía funcionar bien para todos los argentinos y todas las argentinas, y debía imponerse la Ley de forma igualitaria, con prescindencia de quién ejerza el poder”.

“Lo único que me impulsa a hacer un cambio es fortalecer el Estado de derecho. Solo busco hacer la República que todos declaman pero que algunos humillaron”, remarcó, y consideró que “sin Justicia independiente del poder político no hay República ni democracia”. “De una vez por todas digamos nunca más a una Justicia utilizada para saldar discusiones políticas y para eliminar al adversario de turno”, pidió.

“No he llegado hasta aquí para defraudar a los alumnos y la alumnas que me oyeron en la universidadpública reivindicar las reglas del debido proceso”, señaló el Presidente, quien destacó la necesidad de construir “una Justicia sobre la que no influyan los poderes mediáticos, los poderes fácticos y los poderes políticos”.

“No es hora de imponer decisiones, es hora de que esas decisiones seamos capaces de construirlas en conjunto”, expresó.

Uno de los objetivos de la reforma es mejorar el funcionamiento del fuero federal, para eso se propone fusionar los doce juzgados criminales con los once de penal económico y duplicar su número para dar más velocidad a las causas en las que les toca intervenir y que incluyen delitos complejos como narcotráfico, trata de personas, lavado de activos, contrabando y corrupción, entre otros.

Fernández indicó que el fin es “organizar mejor la justicia federal y superar la crisis que afecta la credibilidad y el buen funcionamiento de la justicia federal con competencia penal”.

Además, señaló que “la lógica de ampliación del número de juzgados busca adecuar la labor a la demanda que deriva de la puesta en marcha del sistema acusatorio” y explicó que así se busca “superar que el poder decisorio se concentre en un reducido número de magistrados y magistradas”.

La propuesta también busca que se implemente el sistema acusatorio, que ya fue aprobado en el Congreso y que otorga la dirección de los procesos penales a las fiscalías y da a los jueces el papel de garantes del mismo.

En tanto, el consejo consultivo de juristas, especializados en distintas ramas del derecho, deberá elevar propuestas concretas para mejorar la administración de Justicia y analizará cuestiones como la Corte Suprema, le Consejo de la Magistratura y la implementación del sistema acusatorio, entre otras.

El Presidente subrayó que los integrantes del consejo cuentan con “sólidos antecedentes académicos y acumulan una experiencia enorme”, y afirmó que “tendrán plena autonomía y libertad para recomendar lo que crean conveniente”.

El presidente Fernández estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Losardo; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz; la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, y el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello. También estuvieron la vicepresidenta de la Corte Suprema, Elena Highton de Nolasco, y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, entre otras autoridades parlamentarias e integrantes del Consejo de la Magistratura.

Además, participaron los juristas que asesorarán al Presidente: Inés Weinberg de Roca, Enrique Bacigalupo, Carlos Beraldi, Omar Palermo, Andrés Gil Domínguez, León Arslanian, Raúl Gustavo Ferreyra, Hilda Kogan, Claudia Sbdar, María del Carmen Battaini y Marisa Herrera.

 

Deja una respuesta