Este jueves se desarrolló la última jornada del histórico debate abierto sobre la despenalización del aborto en la Cámara de Diputados de la Nación.

Desde el pasado 10 de abril, todos los martes y jueves se realizaron plenarios de cuatro comisiones en los que se expusieron posiciones a favor y en contra de la iniciativa. Ahora, el tema será debatido y votado en el recinto de la Cámara el próximo 13 de junio, previo a la firma de dictámenes cuya discusión comenzará el martes 5 de junio.

En el primer turno de esta última jornada, sobresalió la exposición del ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein. Todas las exposiciones pueden volver a verse a través del canal de Youtube de la Cámara. De los plenarios participaron, en forma conjunta, las comisiones de Legislación General; Legislación Penal; Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia y Acción Social y Salud Pública.

A continuación, los conceptos más destacados de los expositores de la jornada de hoy:

TURNO MAÑANA

A FAVOR

Rubinstein, Adolfo (Ministro de Salud de la Nación): “Es un debate histórico que le da visibilidad a un tema que estuvo escondido bajo la alfombra desde el retorno de la democracia y habla muy bien del presidente de la Nación que abrió el debate aún cuando sus convicciones personales son contrarias a la despenalización del aborto, porque entendió que es un problema social que atraviesa una enorme cantidad de aspectos más allá de la salud pública. El aborto sigue siendo un tema prioritario en la agenda pública y hay que ofrecerle respuestas concretas, ya que las muertes por abortos son evitables y no es cuestión de números.

Los países que tienen aborto irrestricto, prácticamente no tienen muertes por aborto. La codificación del aborto como causa de muerte está escondida en otros diagnósticos. Por la situación y por el estatus legal del aborto. En los países desarrollados, la tasa de aborto cayó. Mientras que en los países con leyes restrictivas, se mantuvo igual. Existe una relación clara entre la despenalización y el número de abortos. Debemos prevenir definitivamente el aborto, que es un fracaso, no es solución para nadie y tenemos que actuar. El aborto existe y no podemos soslayarlo. Es un problema de salud pública porque el aborto produce muertes y morbilidad evitable en población joven y sana.

También, es un problema de equidad de género porque el aborto sólo afecta a mujeres (y las adolecentes) y sus complicaciones afectan fundamentalmente a las mujeres pobres. La evidencia es muy sólida respecto de que la despenalización reduce la mortalidad materna, las complicaciones posteriores al aborto y la cantidad de abortos”.

El ministro enumeró también algunas de las principales acciones llevadas a cabo desde la cartera de Salud para la prevención del aborto: Información, promoción de la salud y educación sexual; acceso a métodos anticonceptivos gratuitos; prevención del embarazo no intencional en la adolescencia; acceso a la interrupción legal del embarazo según causales del código penal; anticoncepción inmediata post-evento obstétrico; y capacitaciones, materiales gráficos de apoyo y guías de atención para todos los niveles de prevención.

Cárdenas, Edurne (Abogada CELS): “Es totalmente falso que se pueda usar el derecho internacional de los derechos humanos para criminalizar el aborto. El efecto de la penalización produce violencia de género fortaleciendo el estigma y empujando a las mujeres a la clandestinidad. Está en sus manos legislar de cara al futuro”.

Gil Lavedra, Ricardo (Abogado. Ex Juez y Diputado Nacional MC): “No hay cepo constitucional ni convencional que constituya un obstáculo para la despenalización. Se deben recurrir a razones objetivas de política criminal, no creencias, dogmas, ni prejuicios. La criminalización ha fracasado y ha producido un fuerte impacto en la salud de las personas de bajos recursos violando sus derechos”.

Manzano, Stella Maris (Medica Cirujana, especialista en Tocoginecología): “Mientras las mujeres sigan muriendo en los partos, el aborto debe ser legal. Quienes se oponen a la práctica llaman asesinas solo por no arriesgar su vida para salvar una ajena. No permitan que se vulneren nuestros derechos a la salud y la vida arriesgando nuestra vida en contra de nuestra voluntad”.

Rached, Luciana (Pte. de la Juventud Radical Nacional): “El aborto ocurre y es una realidad y a todos los jóvenes del país nos preocupa. Obligar a una mujer a parir es una violación a sus derechos. Tienen una gran responsabilidad de representar el bien común de todos. Frente a esta realidad no miren a un costado y dejen de lado su conciencia moral”.

Romero Farias, Marcelo (Ong Collage, Recreando Realidades): “El debate abre la posibilidad de que miles de mujeres mueran por la ilegalidad y clandestinidad, un negocio de pocos. El Estado no puede legislar sobre la moral intelectual de las personas. Sí deben darle a las mujeres los derechos negados a lo largo de la historia y así terminar con la desigualdad y dolor”.

Kornblitt, Alberto (Biólogo. Investigador Conicet): “La biología no define vida humana, sino vida. El concepto de vida humana es una convención arbitraria que responde a acuerdos sociales, jurídicos o religiosos, pero que escapa al rigor del reconocimiento científico. Legisladores respeten la racionalidad de otros argumentos, diferenciando evidencia de dogma y hechos de creencias”.

Diker, Gabriela (Rectora Universidad Nacional de General Sarmiento): “Pronunciarse en contra es legítimo, pero no tiene ningún sentido legislativo dado que no pueda traducirse en una ley eficaz para evitarlo o disminuirlo. No queremos que el Estado nos proteja, sino que garantice nuestros derechos y que vuelvan propias nuestras necesidades y las conviertan en ley”.

Galfré, Ada (Ministra de Desarrollo Humano Provincia de Jujuy): “Además de las desigualdades de género, donde la vulnerabilidad y el riesgo lo viven sólo las mujeres, nosotras tenemos distintos tratos de acuerdo a la posición socio económico. El acceso al borto es una demanda de justicia en una democracia laica y es una cuestión de derechos humanos y salud pública”.

Sosa, Soledad (Secretaria Adjunta CTA Mendoza. Trabajadora Judicial. Diputada Nacional MC): “Basta de ceder ante la extorsión clerical. Es criminal la combinación de la pobreza de las niñas y mujeres con la falta del reconocimiento de sus derechos sexuales y reproductivos. Buscamos la liberación de la mujer de un mecanismo de disciplinamiento del Estado y de la iglesia”.

Cabrera, Roxana (Tocoginecóloga): “¿Qué nos pasa como sociedad que obligamos a una niña sistemáticamente abusada en el seno familiar a parir? Tenemos la oportunidad histórica de trascender como sociedad, no las desperdiciemos anteponiendo nuestras necesidades. Argentina se merece que emitan su voto libres de hipocresía”.

EN CONTRA

Di Paola, José María “Padre Pepe” (Representante de Organización Religiosa y Social): “Aborto es sinónimo de muerte con receta. Aparece una clase burguesa que propone el aborto supuestamente en beneficio de los más pobres. El criterio de los más poderosos es la lógica dominante. No es inocente que este año se instale desde la política el aborto para acercarse a aquel que lo promueve en todo el mundo que es FMI. Les ruego que no caigan en la hipocresía”.

Menicucci de Sórensen, Edith Noemí (Pte. de la ONG Alfa): “No nos corresponde a nosotros decidir quién vive y quién muere. Deseamos llenar la Patria de pequeños cerebros que se desarrollen para ser una Nación reconocida mundialmente. Legisladores den a todos los niños por nacer las mimas posibilidades de nacer. Derramar sangre inocente trae maldición”.

Salaber, Sebastián (Economista): “La inversión más rentable en el planeta es la vida. Muchos toman posición sobre la vida en base a cuestiones económicas, cosificándolas y tomándolas como un comercio. Las políticas de control de natalidad como el aborto son un pésimo negocio para la sociedad. Nos estamos olvidando del recurso más importante que tenemos, que está en extinción, que es el humano”.

Galarzo, Dardo (Pte. del Consejo Arquidiocesano de Laicos de la Arquidiócesis de Salta): “Se presenta al aborto como una solución a los problemas que tenemos como sociedad, cargando al Estado con la responsabilidad de terminar con la vida. Manifestarnos en contra de la vida nos degrada como ciudadanos”.

González, Carmen (Decana de la facultad de filosofía, Universidad Católica de Santa Fe): “Estamos atravesando la oportunidad que un acto de destrucción de la vida humana se convierta en legal y deba ser asumido con responsabilidad por el Estado. Tienen en sus manos la posibilidad de decidir qué tipo de sociedad queremos construir, para garantizar la paz social y no permitir que nos convirtamos en un pueblo temerario”.

Patrito, Ignacio (Representante de ONG CitizenGO. Profesor e investigador en Córdoba): “Como sociedad nos tiene que guiar dar respuestas en las que no se tenga que eliminar un ser humano. Es lamentable que los legisladores repitan informaciones falsas sobre la muerte materna. No queremos que la promesa de pobreza cero sea eliminando a los pobres. El matar a los propios hijos no es un derecho”.

Tonini, Aroldo (Comerciante): “Los médicos que quieren el aborto no pueden aducir ignorancia científica, pues saben que el aborto destruye una vida humana. Es una paradoja que un proyecto de ley invite a matar gente. El aborto no es una política de salud, porque el embarazo no es una enfermedad, ni el aborto una cura. El aborto sea legal o ilegal mata igual”.

Rodríguez Coronel, María Paz (Acompañante terapéutica, maestra integradora y psicóloga social): “Es un proyecto de muerte para los niños no deseados. Generen políticas para que los trámites de adopción no sean tan burocráticos ¿Seremos un país que elimina a sus hijos más débiles o uno que los proteja?”

Revidatti, Diocles Alfredo (Coordinador de Políticas Sanitarias del Ministerio de salud de la Provincia de Corrientes): “Hay vida desde la concepción. No existe sólo el problema de la madre. Existe también el problema del bebé. Me cuesta entender que no se pueda hablar de las dos vidas. Es como una negación. Darle la posibilidad a la mujer de abortar es otra forma de violentarla”.

Donalizio de Becerra, Claudia (Docente en la ciudad de Orán. Instructora en métodos de Planificación Familiar): “La vida se valora y se cuida. Si queremos apoyar a tantas mujeres en situación de vulnerabilidad, no podemos cometer la torpeza de legislar vulnerando el derecho a la vida. Eliminar los obstáculos que nos preocupa y nos incomodan no siempre es la única ni la mejor salida, menos aún la más justa”.

Martínez, Horacio (Representante del Consejo Provincial de Pastores de la Provincia de Misiones): “Nos oponemos categóricamente a la aprobación de una ley que disfrazada con un eufemismo en su enunciado termina con la vida de los indefensos. Dios los puso en un lugar de privilegio, legislen conforme a derecho y con un criterio inclusivo”.

Colombo, María Lucila (Secretaria General de Amas de casa): “Ninguna mujer debería ser penalizada por abortar. Pero no creo que el aborto sea un derecho ni que las mujeres lo vivamos como un derecho. Hay un anticlericalismo que ha sido antinacional en nuestra historia. Tratar este tema en este momento es inoportuno, cuando tenemos como Papa a Francisco, quien expresa la voz de los pueblos humildes del mundo”.

Cánovas La Mattina, Federico (Profesor en filosofía especialista en políticas socio-educativas): “Valoramos la vida desde su estado inicial. Ser persona o no serlo jamás puede depender de las circunstancias sociales, mujer es sinónimo de fecundación. Me resisto a pensar que la aniquilación es la mejor solución, el Estado debe cuidar la vida de la mujer embarazada”.

Zacca, Rosa (Directora del Instituto de la Familia y la Vida de la Universidad Católica de Salta): “La violencia se puede resignificar con el apoyo adecuado, la capacidad de resiliencia de las mujeres apostando a las dos vidas. No quiero vivir en un país que descarte niños. Muchas mujeres sufren presión mediática e ideológica para abortar”.

Mazzei, Juan Antonio (Médico neumólogo. Academia de Medicina): “Según la OMS el principal motivo de muerte materna fue por causas obstétricas directas e indirectas, no de aborto. Hay evidencia genética de que la vida comienza desde la fecundación, es un sujeto de derecho. Hago un llamado al juramento hipocrático y al derecho a la objeción de conciencia”.

TURNO TARDE

A FAVOR

Alesso, Sonia (Dirigente sindical): “Los mismos sectores que durante años nos negaron la educación sexual integral, hoy se niegan a la interrupción voluntaria del embarazo. Hay un cambio cultural inmenso, ese cambio no se detendrá y junto a miles de mujeres vamos a conquistar el derechos al aborto legal, seguro y gratuito”.

Fonzi, Dolores (Actriz): “Aprendimos que la palabra feminista es inclusiva. Hemos crecido mucho como sociedad y no hay vuelta atrás. Pueden hacer de la Argentina un país más justo, un país mejor. Créannos, somos mujeres luchando por nuestra libertad, somos mujeres pariendo una ley: vamos a hacer que nazca”.

González García, Ginés (Ex Ministro de Salud y ex Embajador Argentino en Chile): “Tenemos 150 internaciones por día en post-aborto. Cuando se tiene la realidad de ese tipo, hay que cambiarla. Pocas veces hay una ley que pueda cambiar la historia: esta ley, al dejar lo delictivo, puede cambiar sustancialmente la historia. Nuestra obligación política es defender a los más débiles. Que son las mujeres, las jóvenes”.

Maffía, Diana (Dra. en Filosofía. Directora del Observatorio de Género en la Justicia del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires): “Tenemos el derecho a una maternidad deseada y no el deber a una maternidad forzada. Que se perpetúen los abortos clandestinos también es una acción política. Si quieren salvar las dos vidas, aprueben la ley de interrupción voluntaria del embarazo”.

Paz Ferreyra “Miss Bolivia” (Artista, psicóloga): “Todas y todos somos pro aborto. Algunos son pro aborto clandestino, otros son pro aborto legal, seguro y gratuito. Porque el aborto existió, existe y existirá, la pregunta es qué hacemos con eso, si damos un paso al frente y nos ponemos hacia el camino de la ética y la justicia social”.

Bregman, Myriam (Diputada Nacional MC- Legisladora de la Ciudad de Buenos Aires): “La amenaza penal ha funcionado como una pena de muerte de hecho y de clase. Porque lucho por la vida, queremos que las futuras generaciones puedan vivirla libres de toda opresión, lucho por el aborto legal, seguro y gratuito”.

Aucia, Analía (Abogada. Docente e Investigadora de la Univ Nac. de Rosario): “La punición del aborto penaliza una decisión de vida: obliga a las mujeres a la maternidad. El derecho penal sólo puede prohibir comportamientos, no imponer conductas o decisiones de vida. El cuerpo de las mujeres no puede seguir siendo tratado como un campo de discursos religiosos o médicos”

Carino, Giselle (Directora Federación Internacional de Planificación de la Familia-Región del Hemisferio Occidental): “Es un reconocimiento a tomar decisiones libres de las mujeres sobre su salud, es una oportunidad histórica, de autonomía reproductiva. Las cifras globales dicen que con aborto seguro disminuye la muerte materna. Hay 3 mil niñas por año que dan a luz en Argentina, son terribles las consecuencias de la maternidad forzada”.

Gollán, Daniel (Ex Ministro de Salud): “Hay evidencia mundial y científica de que las mujeres lo van a seguir haciendo voten lo que voten. Podemos modificar que las mujeres pobres que no pueden acceder a un aborto seguro sigan muriendo, se puede evitar lo que es evitable”.

Hendel, Liliana (Periodista, psicóloga): “El aborto es derecho a la autonomía, a la libertad para decidir la propia vida. La ley no obligará a ninguna mujer a abortar. Este es un tema de género”.

Merchán, Cecilia (Diputada Nacional MC. Diputada Parlasur): “Las mujeres salimos del clóset. Es un debate tan masivo, profundo y desde distintas perspectivas. Es la lucha por la soberanía de nuestros deseos y cuerpos; está ganado en la sociedad, los derechos no pueden ser a medias”.

O´Brian, Jon (Presidente de Católicas por Decidir, Irlanda): “Se necesita un Estado secular. El feto no es persona y esto no significa que no hay respeto con la vida, sólo que no se confunde con la autonomía y conciencia de las mujeres. Necesitamos leyes que respeten las conciencias individuales”.

Schvartzman, Elsa (Socióloga, docente UBA. Campaña aborto legal, seguro y gratuito): “Los objetivos son dar a conocer y promover los derechos sexuales reproductivos. Es un tema de justicia social, de derechos humanos, hemos logrado la despenalización social del aborto. No queremos una educación sexual como servicio del poder patriarcal”.

Segarra, Adela (Diputada Nacional MC): “Es una falsa dicotomía enfrentar aborto con vida. No podemos ser hipócritas, atravesó muchas generaciones, distintos sectores sociales. Las pobres sufren la muerte. El Estado tiene que contemplar a la mujer como eje central del sistema de salud, no puede haber objeción de conciencia”.

Steckler, Mariana (Economista y comunicadora social): “Tenemos una batalla ganada, la segunda será la ley. La mujer puede desear no ser madre, lo que incomoda es que no tenga poder de decisión, es juzgada y sentenciada. Su decisión vale como todas. Tienen que estar a la altura del momento histórico, las mujeres seguiremos luchando”.

Tessa, Sonia (Lic. en Comunicación Social, Univ. Rosario, redacción de Rosario 12): “Demostró que se multiplica la demanda por el derecho a decidir. Cada muerta es una vergüenza, somos tuteladas como aparatos reproductivos y no como mujeres deseantes. Se puede lograr el estatuto de legalidad sin miedo, vergüenza, ni culpa va a ir contra el negocio de la clandestinidad”.

Vivanco, José Miguel (Director de la División de las Américas de Human Rights Watch): “La despenalización constituye un avance necesario para que Argentina cumpla con obligaciones jurídicas de los derechos humanos de las mujeres. Hay una tendencia global hacia la despenalización, el aborto disminuye la muerte materna. Utilizar el derecho penal les impone deberes que no son exigibles en una sociedad democrática”.

Zibecchi, Sofía (Estudiante, presidenta Colegio Federico García Lorca): “Los estudiantes vemos como no se cumple la ley de educación sexual integral. Reclamar el goce de nuestros cuerpos, el embarazo no es la excepción. El problema real es la clandestinidad. El aborto es una cuestión de justicia social”.

EN CONTRA

Nucci, María Florencia (master en Administración de Sistemas y Servicios de Salud Univ. Favaloro): “No queremos la pena de muerte para ningún niño en Argentina, no queremos que nadie le niegue el derecho a la vida al más indefenso”.

Ávila, Clelia Mirta (Escribana Pública. Movimiento Unidos por la Vida y la Familia Chaco): “Los argentinos no queremos que muera ningún niño en el seno de su madre. Estos proyectos discriminan al niño por nacer, quiero recordarles”

Kerz, Guillermo (Médico Ginecobstetra Univ. Católica de Santa Fe): “Estarían aprobando una ley que permita la eliminación de la vida humana de forma violenta, que afectará las generaciones siguientes. El Estado debe garantizar el derecho a la vida, no quitarlo”.

Brogin, María Inés (Abogada especialista en DDHH): “Ninguna mujer quiere abortar. La obligación médica es salvar las dos vidas. La obligación de ustedes es legislar en ese sentido. Nada bueno puede derivarse cuando se elige la muerte como solución”.

Buttiglione, Rocco (Ex ministro y ex diputado de Italia): “El más débil aquí es el niño. Es una persona humana, como tal tiene el derecho a la vida. Tenemos la tarea cultural urgente de definir un modelo de feminidad que contemple el éxito laboral con la maternidad”.

Camargo, Verónica (Mamá de Chiara Páez, adolescente de 14 años asesinada por su novio): “El Ni Una Menos no es de nadie, es de todas, por eso les pido que ese grito sea inclusivo y también contemple el respeto a la vida de los niños que no nacieron. El Ni Una Menos comenzó con la vida de mi nieto: debemos defender las dos vidas”.

Bosch, Julieta (Lic. en Historia. Master en Educación. Fundación Más Vida Tandil): “Todo o que buscan es lograr el trofeo sangriento del aborto. Va a traer presiones a los médicos hostiles, abortos por cualquier cuestión. Proponemos unidad de atención a las embarazadas, asesoramiento para tomar una decisión realmente libre, plantear la adopción”.

Cian de Payer, Claudia (Asociación Civil Vida y Esperanza): “Están siendo contradictorios en la defensa de la vida, hemos tenido un tiempo de muerte y oscuridad durante la dictadura, ahora en democracia estamos debatiendo si estamos a favor de la vida o del aborto. El niño por nacer es el más débil”.

Geyer, Alejandro (Organizador marcha por la vida): “Los legisladores están por definir si están a favor de la vida o de la muerte, tomen conciencia. Se abrió una nueva grieta que es cultural, se decide sobre los millones de niños que podrán condenarse a muerte. No hay límites para la cultura de la muerte. Sí a la madre, a la vida a la protección de la mujer”.

Gil, Marina (Abogada, asesora en ONGS): “Jurídicamente nadie duda que la persona humana comienza con la concepción. La convención de los derechos humanos dice se le respete la vida. Tiene que haber estrategias sociales multisectoriales, multidisciplinarias, que tengan en cuenta que necesitamos políticas públicas de causas no de efectos”.

Marmora, Ana Belén (Abogada y periodista. Coordinadora de Frente Joven): “El aborto es una tragedia, es un fracaso social. Se basa en mitos y concepciones ideológicas, no se puede negar el derecho a la vida, no se puede plantear dialéctica sobre quien puede vivir. Es hora de proponer políticas de salud que salven a la embarazada vulnerable”.

Méndez Tronge, Damasia (Abogada, mediadora familiar): “Estoy convencida que ninguna embarazada está obligada a la maternidad. La adopción respeta los derechos del niño y la constitución. Soy madre adoptiva, agradezco a esas mujeres que no abortaron, diputados debemos dar las soluciones vigentes y cuidar todas las vidas”.

Penachini, Ruth (Psicóloga, Asociación Civil hay vida en Jesús – Centro Familiar): “La dimensión valorativa no puede ser dejada de lado, atenta contra nuestra sociedad, justicia, constitución. El aborto es salida rápida y genera secuela en las mujeres. Hay que encontrar solución superadora que contenga a padres y niño como la adopción. No hay vida que valga más que la otra. Legislen fundamentados en valores”.

Richards, Benjamín (Profesor en Filosofía): “No debemos separar política de verdad, es fundamental para la democracia. El proyecto no incluye toda la verdad, no contempla la totalidad del drama. Seamos inclusivos, que no mire sólo una parte, necesitamos una política que considere toda la verdad”.

Richards, Julia (Madre de 3 hijos): “Sufrí cáncer estando embarazada y no aborté. Los médicos cuidaron las dos vidas. Es terrible que la vida dependa de la temerosidad de algunos médicos. La realidad es que se lo mata adentro. Es una opción cruel, le tienen que dar contención. Les dan licencia para matar, hay que defender a los vulnerables”.

Saravia, Soledad (Médica Clínica. Profesora de Neurociencias): “Los niños down nos enseñan la capacidad de sorpresa en un mundo cotidiano, nos enseñan constancia, paciencia, tranquilidad y amor por la vida en un mundo violento y agresivo. Déjenlos vivir”.

Troilo, Melina (Médica medicina general, Asociación Esperanza Abrazar la Vida): “El aborto no es un derecho, es delito. Tiene que haber equipos multidisciplinarios para ayudar a la mujer en adopción. Empoderamos y acompañamos a los pacientes en forma integral”.

Vaira Navarro, Andrés (Secretario Gral Asociación de Síndrome de Down Argentina): “El primer tratado de derechos humanos del siglo XXI es claro, es respetar el derecho a la vida y aceptación de las personas con discapacidad. Hay que tener una legislación adecuada”.

Compartinos: