RIO NEGRO – Mango requiere al Poder Judicial rionegrino la aplicación de perspectiva de género en todas sus actuaciones de Justicia

Tras un nuevo llamado de atención al Superior Tribunal de Justicia de Río Negro por parte de la Justicia de la Nación por “no creerle a una nena violada» y en donde la Corte Suprema anuló un fallo por no tener perspectiva de género; el legislador Marcelo Mango señaló que “si no se incorpora la perspectiva de género en la toma de decisiones judiciales, seguiremos fracasando en la lucha por la igualdad real de las mujeres y personas de género autopercibido, ya que no basta contar con legislaciones supranacionales, nacionales y provinciales de última generación si a la hora de aplicarla se ignora la perspectiva de género y se sustancia el proceso con idénticos mecanismo procesales que cualquier proceso y se lo juzga olvidando la cuestión del género y su problemática que es en definitiva lo que da origen al conflicto”.

El legislador provincial Marcelo Mango (FrenteGrande-TodosRN) requiere “al Poder Judicial de Río Negro, que instruya al Superior Tribunal de Justicia, al Consejo de la Magistratura, jueces, fiscales, defensores, vocales, secretaries, equipos interdisciplinarios y personal general en la aplicación de la perspectiva de género en cada actuación del Poder Judicial, en cumplimiento de las convenciones, normas, jurisprudencia, estándares internacionales, nacionales y provinciales para prevenir, investigar y sancionar la violencia contra las mujeres”. Asi lo formalizó el legislador Mango, a través de una nueva iniciativa parlamentaria, luego de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación anulase un fallo por no tener perspectiva de género.

“El Superior Tribunal de Justicia de Río Negro no le creyó a una nena violada”; “es uno de los títulos nacionales de hoy, tras el cual se relata el horror al que fue sometida una niña primero por su abusador, y luego por los jueces de la Cámara en lo Criminal de Viedma, Carlos Reussi, en su carácter de presidente de la Sala, Juan Antonio Bernardi y Eduardo Roumec y además por el Superior Tribunal de Justicia con los votos de Sergio Barotto, Ricardo A. Apcarian y María Luján Ignazi”, replicó el parlamentario rionegrino. Y agregó, «uno de los magistrados que dejó en libertad al acusado fue Juan Bernardi, quien en el año 2017 fue condenado en otro hecho a 5 años de prisión efectiva por corrupción de menores, en un caso conocido como “La banda de los viejos”.

«Para juzgar los conflictos en los cuales las mujeres son víctimas hay que partir de aceptar que la realidad se encuentra, polarizada en torno a patrones de dominación masculina que reproducen la discriminación tanto en el ámbito institucional e ideológico, como en el psicológico. Para lograr juzgar con perspectiva de género se requiere reconocer que existen patrones socioculturales que promueven y sostienen la desigualdad de género, es necesario conocer y aceptar su existencia al momento de juzgar”, señaló el parlamentario rionegrino (FG-TodesRN).

Asimismo, el legislador Mango indicó que “los esfuerzos de capacitación y sensibilización en el enfoque de género del Poder Judicial, más la vigencia de la aplicación de la Ley “Micaela” de Capacitación obligatoria en género para todas las personas que integran los tres poderes del estado; son a las claras insuficientes. Debe sostenerse una instrucción permanente acerca de la aplicación de la perspectiva de género al producir resoluciones, sentencias, oficios, actuaciones que emanen del mismo”. Y agregó “entendemos que juzgar sin perspectiva de género sería violatorio de la constitucionalidad en la aplicación de las normas y es el Consejo de la Magistratura, ante denuncia recibida, quien evalúa el desempeño de los magistrados y funcionarios judiciales y aplica las sanciones que correspondieren”.

«Un fallo judicial y/o cualquier actuación de Justicia que no incluye la perspectiva de género provoca la revictimización de la mujer que se ha animado a denunciar y es un mensaje a la sociedad en su conjunto acerca de no modificar aquellos patrones socioculturales que perpetúan las desigualdades entre los géneros y que provocan violencia hacia las mujeres y personas de identidad autopercibida. Para juzgar con perspectiva de género es necesaria la educación jurídica de los operadores de todas las áreas del poder judicial en las cuestiones de género, tanto de funcionarios como de magistrados y empleados. Sin omitir ninguna materia ni jurisdicción, porque la violencia de género se puede producir en cualquier área y no se circunscribe ni al ámbito penal, ni al de familia, ni al de violencia doméstica, ya que las violaciones de los derechos de las mujeres se pueden producir en ámbitos tan disímiles como el electoral o el tributario”, concluyó el legislador rionegrino Marcelo Mango.

Deja una respuesta